140 terremotos en 12 horas: brutal enjambre sísmico en el volcán Kilauea asustó a los científicos, que temían una inminente erupción

140 terremotos en 12 horas: brutal enjambre sísmico en el volcán Kilauea asustó a los científicos, que temían una inminente erupción

El Kilauea es considerado como uno de los volcanes más activos del mundo. Su última gran erupción se produjo en diciembre del año pasado. Desde entonces, había permanecido en ‘silencio’ hasta ahora.

Un enjambre de más 140 terremotos en solo 12 horas en la zona del volcán Kilauea, en la isla de Hawái, alarmó esta semana a los geólogos estadounidenses, que temían una inminente erupción como consecuencia de esa actividad sísmica.

En un informe del 24 de agosto, el Servicio Geológico de EE.UU. (USGS) informó sobre el enjambre debajo de la parte sur de la caldera del Kilauea, que se detectó el lunes en la tarde y continuó hasta la mañana del martes. «Se han registrado más de 140 terremotos hasta las 4:30 del 24 de agosto; el más grande fue de magnitud 3,3 y la mayoría inferiores a 1. Los terremotos pequeños continúan a un ritmo de al menos 10 por hora», escribió entonces ese organismo.

Por tal motivo, las autoridades elevaron el nivel de alerta para el Kilauea de amarillo a naranja para advertir de una posible aunque no inmediata erupción.

Sin embargo, durante el seguimiento de su actividad los científicos no detectaron evidencia de lava en la superficie de su caldera ni aumento en los niveles de dióxido de azufre y sulfuro de carbono que habitualmente se producen durante esos eventos.

Este jueves en una nueva actualización, el USGS indicó que el potencial inmediato de erupción había disminuido y, por tanto, el nivel de alerta fue reducido a color amarillo. «Durante las últimas 24 horas, la actividad sísmica y los niveles de deformación del suelo han disminuido en el área debajo de la parte sur de la caldera de la cumbre», detallaron los expertos en su informe, añadiendo que en ese lapso de tiempo solo se habían detectado 10 terremotos en ese área.

De acuerdo con el portal Live Science, enjambres de terremotos de ese tipo han precedido a grandes erupciones en los últimos años. En 2018, se registraron más de 600 terremotos en Kilauea, incluidos algunos de magnitud 5,0, antes de una erupción masiva que destruyó viviendas y carreteras.

El volcán Kilauea es considerado como uno de los más activos del mundo. Se estima que durante el siglo pasado entró en erupción aproximadamente 50 veces. Después de permanecer en constante actividad volcánica entre 1983 y 2018, el Kilauea se mantuvo dormido por cerca de dos años. Sin embargo, el 21 de diciembre de 2020 volvió a entrar en erupción y arrojó unos 10 millones de metros cúbicos de lava. Su actividad se prolongó hasta mayo de este año. Desde entonces, había permanecido en ‘silencio’ hasta ahora.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *