5 técnicas para excitar a un hombre con las manos

5 técnicas para excitar a un hombre con las manos

Las manos pueden ser las mejores aliadas para elevar el deseo sexual en los hombres. Aunque es importante sacar a flote todas las herramientas de seducción, una adecuada estimulación manual puede ser suficiente para volverlos locos.

Si bien se ha destacado la importancia de los preliminares para facilitar el orgasmo femenino, lo cierto es que a ellos también les gusta que su pareja los excite mediante caricias, masajes o cualquier otra técnica.

De hecho, es idóneo para potenciar las erecciones, en especial cuando ha habido manifestaciones de disfunción eréctil antes o durante el encuentro sexual.

¿Aún no lo has intentado? Si quieres sumergir a tu hombre en una experiencia más placentera de lo habitual, no dejes de conocer algunas de las técnicas para aprovechar el poder de tus manos.

¿Por qué es importante excitar al hombre?

excitar-hombre

La mayoría de los hombres quieren ir directo al grano cuando de sexo se trata. Sin embargo, con el ánimo de potenciar los orgasmos en sus parejas, muchos empezaron a darle más importancia a la etapa de los preliminares.
El problema es que muchas mujeres se limitaron a recibir placer y pasaron por alto que ellos también quieren ser estimulados.

La creatividad de seducción que tiene la mujer y el erotismo de su cuerpo son claves para excitarlos en los momentos previos al sexo.

Esto no solo permite elevar su deseo sexual, sino que facilita la erección de su miembro y la motivación en la cama. Ignorarlo puede hacer caer la relación en una rutina sexual poco saludable.

Visita este artículo: Estimulación sensorial: los sentidos que nos dan placer sexual

Técnicas para excitar a tu hombre con las manos

Cuando el hombre siente atracción por su pareja, el arte de excitarlo no es tan complicado. Por naturaleza, ellos experimentan una gran variedad de sensaciones antes de la relación sexual.

Sin embargo, si lo que deseas es que no te olvide, puedes poner en práctica algunos “truquitos” con las manos para enloquecerlo mucho más.

1. Acariciar su cuero cabelludo

seducir

Para empezar tu juego de seducción de una manera muy sutil puedes darle caricias en el cuero cabelludo.

Esta parte del cuerpo cuenta con una gran cantidad de terminaciones nerviosas que, al ser estimuladas, producen un escalofrío cargado de placer.

  • Masajéalo suavemente con las yemas de tus dedos y observa su reacción.

2. Tocar su boca

Acariciar los labios de tu pareja aumenta el erotismo del encuentro sexual. La piel delicada que los recubre responde con facilidad a cualquier estímulo que se le aplique.

  • Por esto, además de besarlo de forma apasionada, usa tus dedos para tocarlos con suavidad.

3. Masajear su pene

estimular-pene

Cuando quieras dar un paso más grande hacia la relación sexual, realiza un masaje sobre su pene.

Ten en cuenta que la parte inferior del glande (la cabeza) es una de las zonas más sensibles.  Por esta razón, es conveniente que apuntes tus caricias a esta zona.

  • Frótala con cuidado, usando las palmas y dedos de las manos. Cuidado al tocar, pues una caricia brusca puede causar incomodidad o dolor.
  • Para no quedarte en este mismo punto, continúa acariciando el resto del miembro. Envuélvelo con tus dedos y frótalo hacia arriba y hacia abajo, en diferentes velocidades.

Lee también: ¿Es posible alargar el tamaño del pene?

4. Estimular su perineo

El perineo, también conocido como periné, es una zona erógena que se encuentra ubicada entre el escroto y el ano. Una correcta estimulación es perfecta para llevarlos a otro nivel de excitación.

Este punto se considera el tercero más sensible después de los testículos y el pene. Por esto, hay que tratar de acariciarlo suavemente, mediante toques o presiones suaves.

  • Realiza un suave roce con la yema de tu dedo. Luego, cuando notes que le agrada, haz una ligera presión, arrastrando con suavidad el dedo sobre la zona.

5. Acariciar los testículos

acariciar-hombre

Para completar estos masajes eróticos, no debes olvidar acariciar los testículos. Recuerda que la zona es demasiado sensible y un mal movimiento puede arruinar el momento. Hazlo suave para no causarle dolor.

Usa una de tus manos para acariciar su pene, mientras, con la otra, tocas los testículos.

¡No hay afanes ni limites! Recuerda que no hay un tiempo establecido para los preliminares. Ambos pueden ser muy creativos para producir distintas sensaciones antes de dar un paso hacia el coito.

Usa estas técnicas con las manos, pero no te olvides de los besos, la lengua y otras partes de tu cuerpo que lo pueden estimular.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!