A clases el 2 de noviembre, mas no a las aulas, un reto para el Estado dominicano

A clases el 2 de noviembre, mas no a las aulas, un reto para el Estado dominicano

SANTO DOMINGO, RD.- República Dominicana.- El gobierno enfrenta un gran reto con el año escolar 2020-2021, debido a las dificultades generadas por el covid-19, que ha obligado a las autoridades a reinventar sobre lo que generalmente implica el inicio de un año lectivo. Los estudiantes irán el dos de noviembre a clase, mas no a las aulas, puesto que los dispositivos tecnológicos serán los protagonistas en tiempos de coronavirus.

“Todos los niños y niñas, jóvenes y adolescentes del sistema de educación preuniversitario  de la República Dominicana iniciarán docencia el día 2 de noviembre, nada cambia esa decisión”, dijo el ministro de Educación,  Roberto Fulcar.

 A partir de lo contemplado en el Plan Nacional de Educación, el gobierno debe garantizar herramientas tecnológicas para que los dos millones 800 mil alumnos  convocados a docencia, en los diferentes niveles, comiencen  y terminen el calendario escolar sin contratiempos.

“Que va a iniciar un año escolar a partir de septiembre con el proceso de preparación educativo para educación a distancia como lo había planteado la ADP”, puntualizó Xiomara Guante.

Mientras la Asociación Dominicana de Profesores aboga por garantías de herramientas, hay quienes entienden que la modalidad virtual que regirá el año escolar 2020-2021, no deja de ser un desafío para padres, maestros y la propia jurisdicción educativa que encabeza Roberto Fulcar.

“Crear talleres de matemáticas vía virtual, crear programas de lectura comprensiva, crear talleres de capacitación para los padres, entre otras cosas que se pueden logar”, expresó el presidente de colegios de San Cristóbal.

En el 2019, República Dominicana  anduvo el mundo, por los bajos índices que obtuvieron los  alumnos en el estudio realizado por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico. Ante estos resultados, se teme que la dificultad para acudir a las aulas, agudice aún más las deficiencias.

 Decidida ya la modalidad virtual para la docencia, preciso es señalar dos aspectos fundamentales, sin los que no habría garantías para la conectividad del año escolar: servicio de energía eléctrica y la superación de la brecha digital.

“El Gobierno hará los sacrificios que sean necesarios para garantizar conectividad y acceso a la educación virtual, a todos los hogares donde residen nuestros alumnos, de igual manera dotaremos a cada uno de ellos y a sus profesores de tabletas, notebooks o laptops para que su proceso educativo sea exitoso”, dijo Luis Abinader.

 El inicio del año escolar está pautado para el lunes dos de noviembre,  pero antes, el 18 de septiembre, inicia la capacitación de los maestros en las diferentes plataformas que deberán utilizar para impartir docencia, apoyándose en la internet y equipos tecnológicos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *