Cómo hacer tarta de requesón sin horno

Cómo hacer tarta de requesón sin horno

Esta es una elaboración dulce deliciosa, compacta, cremosa y suave. La tarta de requesón sin horno ha tenido un lugar destacado en la mesa; es ideal para cualquier ocasión: postres, celebraciones, eventos, etc. Por eso es una de las más famosas del mundo.

Para cocinar un delicioso postre sin recurrir al horno, esta receta de tarta de requesón es una buena opción. ¿Cómo elaborarla?

Ingredientes

  • 1 ½ paquete de galletas María (300 g)
  • 2 tazas de requesón (400 g)
  • 2 vasos de nata para montar (400 ml)
  • ½ taza de azúcar (100 g)
  • 2 sobres de cuajada (24 g)
  • ½ taza de mantequilla (unos 120 g)
  • 3 hojas de gelatina (45 g)
  • ¾ taza de mermelada de frutos rojos (250 g)

Descubre: Los grandes beneficios de los frutos rojos

Preparación

  1. Trituramos las galletas. Podemos hacerlo con la mano, un mortero o con la batidora; esta última es la ideal para que los trozos sean realmente pequeños. Reservamos.
  2. En una sartén a fuego medio derretimos la mantequilla. Agregamos las galletas trituradas, mezclando hasta que se integren.
  3. Extendemos esta mezcla en un molde forrado con papel de horno. Presionamos para obtener una textura compacta y refrigeramos durante dos horas.
  4. Paralelamente, colocamos el requesón y el azúcar en un recipiente apto para la batidora. Reservamos.
  5. Derretimos la mitad de la nata en una olla a fuego medio.
  6. La otra mitad de la nata se coloca en un bol junto con la cuajada. Batimos hasta que se integren por completo.
  7. Cuando la nata que está al fuego comience a hervir, agregamos la otra mitad y revolvemos constantemente hasta que hierva nuevamente. Apagamos el fuego y revolvemos durante 30 segundos más.
  8. Vertemos esta mezcla en el recipiente donde habíamos colocado el requesón y el azúcar. Batimos hasta obtener una crema sin grumos.
  9. Colocamos el relleno sobre la base de galletas que teníamos en el refrigerador, cubriendo toda la superficie. Llevamos nuevamente a la nevera durante otras dos horas.
  10. Esta tarta se sirve con una cobertura de la mermelada de preferencia, previamente disuelta en una cucharada de agua para hacerla menos compacta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *