Dennis Rodman rompe a llorar de emoción por la cumbre de Trump y Kim Jong-un

Dennis Rodman rompe a llorar de emoción por la cumbre de Trump y Kim Jong-un

El exjugador de la NBA, Dennis Rodman, se ha emocionado al ver que se cumple su anhelo de una reunión entre el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y su amigo personal y líder norcoreano, Kim Jong-un. Una cumbre histórica que el excompañero de Michael Jordan en los Chicago Bulls no se ha querido perder y ha viajado hasta Singapur para estar lo más cerca posible.

Ataviado con unas gafas de sol, sus numerosos pendientes y una de las gorras de la campaña electoral de Trump – con el mensaje “make America great again” bordado-, Rodman respondió a las preguntas de la cadena estadounidense CNN. “Es un gran día, estoy muy feliz”, aseguró con la voz quebrada. No pudo ocultar su emoción y acabó rompiendo a llorar al recordar como en el pasado fue imposible una cumbre así.

Donald Trump y Kim Jong-Un

Lloró al recordar que Obama no quiso ni recibir un mensaje de Kim Jong-un

Según las palabras del exdeportista, en uno de sus viajes de Pyongyang el propio Kim Jong-un le dio un mensaje destinado al anterior presidente estadounidense, Barack Obama. Rodman asegura que entonces no hicieron ni por recibirlo, algo que le entristeció. “Yo creo en Corea del Norte”, afirma con sinceridad el ex NBA.

Para Rodman esta cumbre histórica, solo por el mero hecho de realizarse, es un “éxito” y él se considera partícipe de este logro. “Estoy feliz por ser parte de esto”, porque “lo merezco” decía ante el micrófono de la CNN. Antes había comentado que su amistad con Kim Jong-un le había supuesto recibir amenazas de muerte en EE.UU..

Rodman es un ferviente simpatizante de Trump, y durante su visita a Pyongyang realizada justo hace un año y en un momento de máxima tensión entre el régimen y Washington, le regaló a Kim una copia del libro que publicó en 1987 el ahora presidente estadounidense, llamado The art of the deal (El arte del acuerdo). La controvertida exestrella de baloncesto aseguró entonces que viajaba al hermético país con el objetivo de “abrir la puerta” para el diálogo.

El exdeportista, de 57 años, recibió duras críticas por su estrecha relación con el líder del régimen totalitario y tras una de sus primeras visitas en 2013 dijo que buscaba un mayor acercamiento del mundo exterior a Corea del Norte a través de la llamada “diplomacia del baloncesto”.

Trump y Kim iniciaron hoy su reunión en Singapur con el objetivo de tratar la posible desnuclearización de Pyongyang, en la primera cumbre entre ambos países tras casi 70 años de confrontación a raíz de la Guerra de Corea (1950-1953), y 25 de negociaciones fallidas y tensiones a cuenta del programa atómico norcoreano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!