La precandidata demócrata Warren se toma 60.000 selfis con votantes y lo convierte en su principal estrategia electoral: ¿cómo le ayudaría a ganar?

La precandidata demócrata Warren se toma 60.000 selfis con votantes y lo convierte en su principal estrategia electoral: ¿cómo le ayudaría a ganar?

Esta simple herramienta ha llevado a la senadora al segundo lugar entre los candidatos demócratas, mientras que en algunos estados ocupa el primer puesto.

La senadora por Massachusetts, Elizabeth Warren, una de las principales precandidatas demócratas a lograr la nominación de su partido de cara a la lucha por la Presidencia de EE.UU., está aplicando una estrategia simple, pero efectiva para trabajar con los votantes: llama personalmente a sus donantes y se toma selfis con sus simpatizantes.

De acuerdo con la revista Time, hasta la fecha Warren ya ha posado para más de 60.000 fotos, y esta herramienta de aumento de la popularidad se ha convertido en la línea central de su campaña. Los selfis con la senadora están destinados a una amplia distribución y son especialmente populares entre los votantes jóvenes que ‘viven’ en las redes sociales.

Desde que la senadora lanzó a principios de febrero su campaña para a las elecciones presidenciales del 2020, ha estado constantemente llamando a sus donantes locales y luego se publicaban las grabaciones de estas llamadas en las redes sociales. Además, después de cada evento, Warren pasa horas posando para los selfis con sus seguidores. De este modo está construyendo relaciones individuales con los votantes y al mismo tiempo creando un contenido «orgánico» completamente nuevo, que sus seguidores luego publican en sus redes sociales para expresar su apoyo a la senadora.

«No puedo imaginarme votando por alguien más»
En marzo del 2019, Jocelyn Roof, estudiante de segundo año de la Universidad de Iowa, respondió a una llamada de un número desconocido y escuchó la voz de la senadora Elizabeth Warren, que le agradeció por una donación de 25 dólares a su campaña y le preguntó qué involucró a la joven «en esta pelea». Roof respondió que la razón era que le molestaba la desigualdad social.

Inmediatamente después de la conversación, la estudiante envió su selfi a Snapchat, contando lo que le acaba de pasar y publicó una captura de pantalla en su cuenta de Twitter. Por su parte, Warren retuiteó ese mensaje y lo acompañó con un comentario: «Gracias por contestar mi llamada. Estoy muy contenta de que hayamos hablado».

Según Roof, antes de la llamada no estaba segura sobre a quién apoyar en las presidenciales, pero después de hablar con Warren su entusiasmo a favor de esta candidata «se disparó» y ahora no se puede imaginar «votando por alguien más».

Después de reunirse con Warren en la Universidad de Iowa, el estudiante Noah Wick empezó a mandar su foto con ella a sus parientes republicanos para convencerles de que voten a favor de esta candidata demócrata.

«Publico en las redes sociales para mostrarles a mis amigos lo mucho que me importa», añadió. Reveló que quiere «usar las relaciones personales» para involucrar a sus amigos en las primarias de Iowa: «Si lo hago con tales mensajes, tal vez al menos una persona vote».

Para el 23 de septiembre, la senadora Warren se convirtió en el candidato demócrata más popular en Iowa. El 22% de los posibles participantes en las primarias del partido la consideran su candidata favorita. Su principal rival, Joe Biden, cuenta con el apoyo del 20%. En el ‘ranking’ general la senadora ocupa el segundo lugar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *