Mi pareja es impotente, ¿qué podemos hacer?

Mi pareja es impotente, ¿qué podemos hacer?

Estás llena excitación y deseo, quieres pasar de los besos y el flirteo al coito, pero el miembro de tu pareja está ajeno a la intensidad del momento. Cuando tu pareja es impotente hay frustración, culpa y, a larga, llega el desamor. Sin embargo, este problema tiene soluciones cuando se afronta sin complejos.

La gran mayoría de los hombres han fallado alguna vez en la cama en algún momento de su vida. Sin embargo, cuando ocurre, siempre o al menos con bastante frecuencia, se trata de un caso de disfunción eréctil.

Según cifras de la Organización Mundial de Salud, un 15 % de los hombres en edad adulta reportan problemas de impotencia. Esta cifra crece hasta un 40 % después de los 40 años y un 70 % después de los 70. Lo más alarmante es que los mismos estudios consideran que este problema es creciente y llegará a un 50 % para el año 2025.

No obstante, si tu pareja es impotente hay muchas formas de abordar el problema y encontrarle una fácil solución.

Causas de la disfunción eréctil

Entre el 15 % y 20 % de los casos de disfunción eréctil están en la cabeza del hombre. No hay una causa real sino falta de confianza mental. Las principales causas psicológicas cuando tu pareja es impotente son:

  • Estrés. Los problemas de trabajo, económicos o la relación de pareja afectan a su capacidad para alcanzar una erección.
  • Ansiedad. Si el hombre falla en la erección una vez o pasa por alguna mala experiencia como la eyaculación precoz, puede estar ansioso por no fallar otra vez y esa ansiedad le impide tener una erección adecuada.
  • Sentimiento de culpa y baja autoestima. Similar a la ansiedad, el hombre tiene miedo o sentimiento de culpa de no poder satisfacer a su pareja y la preocupación le impide la erección. Se considera incapaz de dar satisfacción a su pareja.
  • Depresión. Es una causa común de impotencia. La mente no logra desactivarse de las preocupaciones y no responde al estímulo sexual. A veces los tratamientos para la depresión causan también disfunción eréctil.
  • Indiferencia. Algunos hombres se sienten indiferentes ante cualquier relación sexual. Esto suele pasar a medida que envejecen, pero también se da en el caso de personas jóvenes.

En muchos casos, hay un problema físico detrás de la disfunción eréctilcomo:

  • Problemas coronarios y vasculares.
  • Obesidad.
  • Presión sanguínea alta.
  • Tabaquismo, alcoholismo o adicción a las drogas.
  • Diabetes.
  • Problemas de próstata.
  • Tratamientos medicinales como hormonas, opioides, diuréticos, antidepresivos y otros.

Lee también: 2 problemas sexuales masculinos y cómo actuar

¿Qué hacer cuando tu pareja es impotente?

Hombre pensativo sentado en la cama mientras su mujer le mira preocupada.
La impotencia sexual puede deberse a causas muy variadas, sobre las que determinados hábitos pueden ayudar.

Lo primero que hay que hacer cuando tu pareja es impotente es reconocer el problema. Si tu pareja tiene alguno de los problemas físicos detallados, lo mejor es consultar con el médico para saber si es la causa de la impotencia. En esos casos, existen tratamientos de prescripción que pueden ser de gran ayuda.

Sin embargo, cuando se trata de un problema mental la mejor forma de tener una erección normal y disfrutar a plenitud del sexo es recuperar el control del cuerpo.

“Para tener una erección lo único que se necesita es estar excitado y relajado“, dice la especialista en terapia sexual Lisa Thomas. Para lograr esto hay varios consejos y técnicas que se pueden seguir y seguramente ayudarán:

Cambios en el estilo de vida.

Está demostrado que los hombres que dejan de fumar y beber mejoran en un 25 % su capacidad de lograr una erección sólida y duradera.

En el caso de los hombres obesos, la capacidad eréctil puede mejorar hasta en un 50 % si aplicamos cambios en la dieta, según demuestran varios estudios. Dietas saludables, con buen balance entre proteínas, carbohidratos y grasas han demostrado ser efectivas.

El ejercicio, como una simple caminata diaria, también es de gran ayuda,pues no solo ayuda a reducir la obesidad, sino que fortalece los músculos pélvicos.

Ejercicios de Kegel

Hombre ahuecándose el pantalón
Ejercitar los músculos del suelo pélvico permite tener un mayor control sobre las erecciones.

Son ejercicios diseñados para fortalecer los músculos pélvicos. Aunque inicialmente fueron pensados para ayudar a las mujeres a controlar la incontinencia urinaria después del parto y para relajar la vagina para un mayor disfrute sexual, también pueden ser realizados por el hombre para superar la impotencia.

Los músculos a trabajar en los ejercicios de Kegel son los mismos que se usan para detener la micción mientras se orina y los que se usan para evitar que se salgan los gases.

Una vez identificados, se trabajan contrayéndolos y relajándolos, sin usar como apoyo otros músculos como los abdominales, los muslos y el glúteo. Se aconseja practicar estos ejercicios en series de 10 repeticiones 3 veces al día.

Además de ayudar para mejorar la erección, también son muy efectivos para el control de la eyaculación precoz.

Aprende: Los ejercicios de Kegel: fortalece tu suelo pélvico y mejora tu vida sexual

Habla con tu pareja

La comunicación es fundamental en todas las relaciones. Si tu pareja es impotente, se debe tener una conversación franca y abierta sobre la relación sexual, pero sin la presión de ir a la cama de inmediato.

La doctora Thomas recomienda conversar sobre qué expectativas tiene cada uno, que les satisface y que les molesta. Pueden tratar de tocarse y acariciarse sin forzar el momento o masturbarse mutuamente hasta que él sienta más confianza y menos ansiedad. “El foco debe estar en la relación no en el pene”, concluye Thomas.

Prueben tratamientos naturales

Algunos tratamientos naturales han demostrado ser efectivos para ayudar a los hombres contra la impotencia. Estos, además de sus beneficios sobre el organismo, pueden ayudar al hombre a sentirse más confiado al saber que está reforzando su capacidad eréctil con estos productos.

  • El jengibre rojo: mejora la circulación de la sangre, lo cual ayuda a un mejor flujo sanguíneo hacia el pene. Varios estudios dan evidencia de su influencia en una buena erección.
  • Rhodiola Rosea. Un estudio realizado con 35 hombres que sufrían de impotencia, demostró que, después de 3 meses, habían mejorado su capacidad sexual.
  • Acupuntura. Algunos estudios sugieren que la acupuntura también puede ser beneficiosa para combatir la impotencia.

Hablen con un terapeuta

Hombre en una consulta
En cualquier caso, la ayuda profesional puede ser una gran alternativa para superar cualquier problema en las relaciones sexuales.

Los terapeutas sexuales y de pareja son un gran soporte para ayudar a las parejas a superar los problemas en la relación sexual.

La participación de una tercera persona, capacitada profesionalmente, y con la que puedan hablar de sus intimidades sin temor a ser juzgados, ayuda a liberar la tensión y les dará nuevas ideas para superar los problemas cuando tu paraje es impotente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!