Narcos dominicanos serán condenados a cadena perpetua por asesinatos de criollos en tumbe de drogas en 1997

Narcos dominicanos serán condenados a cadena perpetua por asesinatos de criollos en tumbe de drogas en 1997

Miguel Cruz Tejada

NUEVA YORK._ Los narcos dominicanos Robert Acosta y José Díaz, serán sentenciados a cadena perpetua por los asesinatos de los criollos Aneudis y Alex Ventura, en la escalera de un edificio en El Bronx, el 22 de diciembre de 1997, por un tumbe de drogas.

Díaz, fue contratado como sicario por Acosta, quien le pagó $12.000 dólares por los asesinatos.

La sentencia de cadena perpetua es establecida por la ley federal como obligatoria en estos casos. Mandó a asesinar a las víctimas, después que las víctimas, asaltaron el punto de drogas que mantenía en un apartamento del Alto Manhattan, llevándose drogas y $200 mil dólares.

Ambos acusados, fueron declarados culpables, dijo ayer miércoles un comunicado del fiscal federal en el distrito sur, Geoffrey S. Brennan.

Los dos fueron enjuiciados durante una semana, en un proceso dirigido por el juez federal Kevin P. Castel.

Acosta y Díaz, estaban prófugos desde que mataron a Ventura y Almonte, y el doble homicidio se convirtió en un caso frío, pero fueron ubicados y arrestados después que detectives de la policía en El Bronx, desempolvaron el expediente y reabrieron la investigación.

“Hace más de dos décadas, dos jóvenes fueron brutalmente asesinados en una escalera de un edificio en El Bronx. Aunque el caso se enfrió, los miembros de la policía de Nueva York y el FBI trabajaron incansablemente para resolverlo. Un jurado unánime ahora ha responsabilizado a Acosta y Díaz por este terrible crimen”, añade el comunicado de la fiscalía.

Los fiscales dijeron que en la década de 1990, Acosta era el líder de una organización de tráfico de drogas a gran escala que distribuía cientos de kilogramos de cocaína en varios edificios en el Alto Manhattan. En el verano de 1997, las víctimas robaron más de $200,000 dinero producto de las drogas en un departamento que pertenecía a Acosta.

Para vengarse del tumbe, Acosta contrató a Díaz para matar a las víctimas.

El 22 de diciembre de 1997, Díaz y un cómplice denominado testigo “CC-1”, atrajeron a las víctimas a un edificio de apartamentos en El Bronx, los emboscaron en una escalera y los asesinaron a ambos. CC-1 admitió que apuñaló a Almonte, de 20 años, seis veces, una de las puñaladas en el pecho.

Díaz le disparó a Ventura, de 25 años, en la cabeza. Acosta pagó a Díaz $ 12,000 dólares para que actuara como sicario a su servicio y ejecutor de los asesinatos.

Acosta, ahora de 47 años de edad y residente en Yonkers, fue declarado culpable de asesinato mientras participaba en una conspiración para distribuir cinco o más kilogramos de cocaína conspiración para cometer asesinato por contrato y asesinato por contrato.

Díaz, de 53 años, residente en El Bronx, fue declarado culpable de conspiración para cometer asesinato a sueldo, perpetrar un asesinato a sueldo y el uso de un arma de fuego para cometer asesinato y perpetrar un crimen violento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!