Rumania vota este sábado un referéndum para prohibir el matrimonio homosexual

Rumania vota este sábado un referéndum para prohibir el matrimonio homosexual

BUCAREST.- Los rumanos comenzaron a llegar a las urnas este sábado para emitir su voto frente a la posibilidad de ingresar en la Constitución la prohibición del matrimonio entre personas del mismo sexo, un referéndum que es apoyado por la izquierda en el poder. Los 19 millones de electores del país tienen hasta el domingo por la noche para aprobar un cambio de la definición del matrimonio para que sólo “un hombre y una mujer” puedan casarse y no los “esposos”, como está estipulado actualmente en la Carta Magna. Los socialdemócratas del PSD, que detentan la mayoría, decidieron que la votación tuviera lugar durante dos días, con el objetivo de que participara el mayor número de personas, pues para que la consulta sea válida deben votar, al menos, el 30% de los inscritos.

Los opositores al voto instaron al boicot, ya que la victoria del sí estaría asegurada y podría alcanzar el 90% de los votos, según un sondeo del Instituto CURS publicado el viernes. Es por esto que una participación baja sería interpretada como un revés para los socialdemócratas, que en campaña aparecieron junto a altos prelados ortodoxos.

El referéndum nace de una “iniciativa ciudadana” próxima a la Iglesia, que presentó tres millones de firmas para llevarlo a cabo. “Mi educación, ortodoxa, mi educación tradicional, me hacen decir sí, así es como veo la continuidad de este pueblo”, declaró recientemente el líder del PSD, Liviu Dragnea. Tras una campaña en la que se exaltaron los valores de la familia, plagada de discursos homófobos, el PSD espera movilizar a la Rumania rural y conservadora, núcleo de su electorado.

El partido, que regresó al poder a finales de 2016, atraviesa un momento delicado por las acusaciones de querer debilitar la lucha contra la corrupción y de controlar la justicia. Se espera que los resultados lleguen el lunes, cuando Liviu Dragnea debe comparecer ante la justicia por su proceso de apelación en el caso de empleos ficticios que le costó tres años y medio de prisión en primera instancia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!