Y dónde están los valores… Margo? 

Y dónde están los valores… Margo? 

 La Familia fue instituida desde la creación misma, el Señor creó al hombre y al verlo solo se dio cuenta que necesitaba una compañera, y quien mejor que una mujer, que fuera su ayuda idónea en todos sus proyectos, siendo un ente motivador para que su marido logre sus planes, todo iba muy bien en el Jardín del Edén hasta que apareció un intruso y sonsacó a Eva que fue la primera mujer sobre la tierra y compañera de Adán, primer hombre. 

La ambición de Eva, de querer ser igual a Dios, la llevó a pecar, aceptando sugerencias, concejos y dádivas de aquel que le hacía creer que era su amigo, que si hacia lo que él le decía ella seria como Dios. Error profundo, sus consejeros lo que buscaban era destruir la obra perfecta de Dios, sólo bastaría con que ella aceptara el regalo que el instigador le ofrecía. 

Eva, por la ambición de adquirir sabiduría y poder aceptó dicho ofrecimiento, este fue el principio del fin de una familia perfecta; es que este hecho trajo consigo no sólo la destrucción de ella, sino también la de su esposo Adán ya que él se unió a ella y la complació en su deseo. 

Se registra otro episodio en la Biblia, en el cual hubo una mujer que traicionó al hombre que la amaba, me refiero a Dalila, quien develo el secreto de Sansón esto lo llevó a sufrir grandes humillaciones en manos de sus adversarios, pero ellos ignoraban que Dios estaba presente en la vida de Sansón y su fuerza no dependía de una cabellera sino de Dios, como finalmente se demostró. 

De manera, que lo acontecido en República Dominicana, no debe sorprendernos, el hecho en que la esposa de uno de los más grandes líderes dominicanos, el Dr. Leonel Fernández Reyna, aceptó la candidatura a la vicepresidencia de la República, por el partido que según dicen actuó fraudulentamente contra el expresidente y todos los que deseaban que él fuera el candidato del partido. 

Si bien es cierto que la actual vicepresidenta le asiste el derecho de elegir quedarse en el partido de gobierno, no menos cierto es que al contraer matrimonio con el Dr. Fernández, ella juró serle fiel y acompañarle en las buenas y en las malas, hasta que la muerte los separe. 

 La decisión de aceptar la candidatura vicepresidencial a mi entender la perjudica, toda vez que ella ha sido abanderada de fomentar los valores familiares, éticos y hasta cristianos, invocando en muchas ocasiones el nombre de Dios en oración. No se debe olvidar aquel tan mencionado beso que en el cierre de las campañas de las primarias ella insistió que su esposo le diera, ¡qué mensaje más bonito mandó en ese momento a las esposas! de apoyo y amor hacia sus esposos. 

 Por el contrario, al Dr. Fernández, decisiones como esta pienso que lo victimizan y la población se pone de su lado, no olvidemos que una sociedad fundamentada en los principios bíblicos no concibe a la esposa adversando al esposo y más aún si ha sido este quien le ha dado la oportunidad para que ella se desarrolle, aclaro no se trata de machismo, es que los miembros de una familia no deben adversarse mutuamente. 

¿Y dónde están los valores? no se puede entender que alguien que ha sido un ejemplo para seguir, el día de hoy no le importe lo que se pueda decir de ella en las redes sociales y otros medios, tal como manifestó al aceptar la candidatura vicepresidencial. Siendo una mujer tan preparada y que hasta ese momento ostentaba una gran popularidad, no se explica que vaya a ser la segunda de un candidato que no hay que ser intelectual para saber que tiene grandes deficiencias cognitivas. 

Con la decisión tomada por la Vicepresidenta y todo lo que ha pasado en el PLD con la división de este partido, enfrentándose por el poder y detractando al que lo llevó al gobierno por primera vez, quien llegó a ser tres veces presidente y líder indiscutible de este partido, hoy se entiende que Leonel haya formado tienda aparte. 

Su silencio con relación a las actuaciones de su esposa, poniendo en práctica lo que dice la Biblia en Miqueas 7:5 no creáis en amigo, ni confiéis en príncipe; de la que duerme a tu lado cuídate, no abras la boca. Evidencia una gran madures y prudencia, que sin duda lo enaltece. 

Quisiera concluir diciendo “¡Bien por ti, tus valores hacen un mejor país” !; como decía la Campaña Nacional por una Sociedad en Valores, lanzada en el dos mil diez, desde el Despacho de la Primera Dama, que la Dr. Cedeño dirigía, pero es imposible pues en la actualidad sus actuaciones dan un duro golpe al valor de la familia, que es la base principal para que la sociedad pueda funcionar correctamente. 

Por: Lazardo Paniagua Vilaseca, MA. 

Abogado y catedrático universitario, Resido en Santo Domingo.   

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.