Acusan a May de atacar a Boris Johnson aireando su vida sexual

Acusan a May de atacar a Boris Johnson aireando su vida sexual

Como era de esperar, el culebrón político del Brexit está entrando ya en un terreno más propio de una comedia que de acción.

La batalla entre la primera ministra británica TheresaMay y su ex ministro de Exteriores, Boris Johnson, ha llegado ya a extremos poco decorosos, en el que se utilizan historias de alcoba, infidelidades y trapos sucios de toda especie en una disputa en la que lo que se dirime es si el Reino Unido debe buscar una fórmula razonable para no perder mucho con su salida de la Unión Europea, o como quiere Johnson, si se cortan en seco todos los cables que unen a Gran Bretaña con el continente que es lo que intentaría Johnson si logra descabalgar a la primera ministra en el Partido Conservador.

A todo esto se sumará esta semana el histrión del todavía eurodiputado Nigel Farage, de quien se dice que ha preparado toda una «performance» en el pleno del Parlamento de Estrasburgo de esta semana para intentar robar la atención al discurso del presidente de la Comisión, Jean-Claude Juncker, sobre el estado de la Unión.

Es verdad que las negociaciones entre Londres y Bruselas están en una situación cada vez más paradójica. El propio negociador europeo, Michel Barnier, ha llegado a decir que en campos como la cooperación en materia de seguridad los representantes británicos están pidiendo ahora participar en campos en los que se han negado fervientemente a hacerlo siendo miembros de pleno derecho. «Parecen más un país que quiere ingresar en la UE que uno que quiere salir»ha llegado a comentar Barnier.

Johnosn ha utilizado esto para acusar a May de estar «traicionando» a los electores británicos y esta ha sentido que se trata de una batalla a vida o muerte y ha sacado la artillería filtrando los detalles de la azarosa vida sentimental -y sexual- del que fue su ministro. Los diarios sensacionalistas se han lanzado a publicar. El dossier se llama «WarBook2» y fue creado en junio de 2016, dos días antes de que May entrase en la lucha por hacerse con el liderazgo conservador, lo que prueba que esta ha sabido desde el principio que tarde o temprano tendría que enfrentarse con el singular exalcalde de Londres, que casualmente acaba de anunciar que se separa de su segunda esposa, después de más de 25 años de matrimonio. El informe detalla rumores y hechos que convierten al personaje en un irrefrenable donjuan cuyas correrías abarcan desde los tiempos en los que fue corresponsal en Bruselas hasta su época en la alcaldía.

Los representantes de May han negado estar detrás de la difusión de este informe que «es viejo y ni siquiera ha sido actualizado» pero no pueden convencer a nadie de que están intentando utilizar sus efectos para parar las aspiraciones de Johnson al liderazgo conservador.

Es más que evidente que en las actuales circunstancias, Bruselas apoya sin reservas a Theresa May, que representa un Brexit que podría acabar siendo hasta beneficioso para la UE: los británicos se quedarían dentro de una zona de libre comercio común, con una muy estrecha cooperación en temas estratégicos y de seguridad, pero fuera de las instituciones, es decir, sin capacidad para bloquear o intervenir en la evolución de los demás países hacia una unión más sólida política e institucionalmente. Si Johnson y los suyos logran convencer a 48 diputados «tories» para activar una votación y revisar el puesto de la primera ministra, toda la situación puede cambiar de modo dramático, desde llevar a Johnson al poder a la convocatoria de elecciones anticipadas.

El calendario de las negociaciones está ya cerrado y es inmutable, de modo que si no se llega a un acuerdo en octubre o a más tardar en noviembre, puede ser muy difícil que entre en vigor antes de que el Reino Unido salga inexorablemente de la UE el próximo 29 de marzo sin ningún colchón legal, lo que crearía una situación catastrófica. Visto así, se podría incluso llegar a pensar que ha sido el propio Barnier el que ha filtrado a la prensa británica el dossier sobre los líos amorosos de Johnson. Es poco probable conociendo el carácter riguroso y estable del francés, pero probablemente se habrá reído mucho leyéndolo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!