Aliados de EEUU se adhirieron a la práctica de prohibir bienes elaborados mediante trabajo forzado de los uigures en China

Washington acusa al régimen de Beijing de cometer genocidio contra el grupo étnico y otras comunidades musulmanes, llevándolos a campamentos de trabajo

Algunos aliados de Estados Unidos se aprestan a seguir la práctica de Washington de prohibir los bienes elaborados mediante trabajo forzado en la región china de Sinkiang, dijo el lunes a Reuters una alta funcionaria del Gobierno y advirtió que las empresas no podían seguir adelante en las cadenas de suministro con “una deliberada ignorancia”.

La ley de prevención del trabajo forzado a uigures (UFLPA) de Estados Unidos entró en vigencia el mes pasado, por lo que en efecto reducirá las importaciones estadounidenses de productos de Sinkiang, donde Washington acusa a China de cometer genocidio contra el grupo étnico y otras comunidades musulmanes, llevándolos a campamentos de trabajo.

Thea Lee, subsecretaria adjunta de asuntos internacionales del Departamento de Trabajo de Estados Unidos, dijo en una entrevista que se había comprometido con sus contrapartes, incluso con la Unión Europea y Canadá, sobre cómo implementar las restricciones a bienes fabricados con trabajo forzado.

“Tengo la impresión de que esto progresa. Avanza en Canadá. Se está moviendo en la Unión Europea, realmente en todo el mundo, por lo que mi mensaje a las empresas fue: ‘Deben comenzar a tomar este asunto con seriedad’”, dijo Lee, cuya agencia es parte del equipo del gobierno que dirige la implementación de UFLPA.

FOTO DE ARCHIVO. Una valla perimetral en construcción alrededor de lo que se conoce oficialmente como un centro de educación de habilidades profesionales en Dabancheng, en la Región Autónoma Uigur de Xinjiang, China. 4 de septiembre de 2018. REUTERS/Thomas PeterFOTO DE ARCHIVO. Una valla perimetral en construcción alrededor de lo que se conoce oficialmente como un centro de educación de habilidades profesionales en Dabancheng, en la Región Autónoma Uigur de Xinjiang, China. 4 de septiembre de 2018. REUTERS/Thomas Peter

En este momento las empresas asumen lo que yo llamaría una deliberada ignorancia. No tienen que saber, por lo que no saben”, dijo Lee, al referirse a las cadenas de suministro, y afirmó que este punto cambiará a medida que las normas de Estados Unidos empiecen a esparcirse a otras naciones.

El enfoque de la UE en el desarrollo de un estándar obligatorio de diligencia fue un buen punto de partida, dijo Lee, y agregó que Canadá y México estaban avanzando hacia lo que idealmente se convertiría en “una práctica común en Norteamérica” que prohibiría los bienes elaborados a partir de trabajo forzoso como parte de sus compromisos comerciales.

El secretario de Estado, Antony Blinken, dijo en junio que Washington se reuniría con sus aliados para discutir formas de afrontar el trabajo forzoso, a fin de implementar la nueva ley.

En mayo, en unos datos pirateados de los servidores informáticos de la policía chin figuran miles de fotografías del sistema penitenciario altamente secreto en Xinjiang, así como una política de disparar a matar para aquellos que intentan escapar.

Los llamados Archivos de la Policía de Xinjiang fueron publicados en una página de internet después de una investigación de meses que involucró a medios como la BBC desde principios de 2022. Tras establecer su autenticidad, se ha podido demostrar que facilitan importante información sobre el internamiento de los uigures de la región y de otras minorías.

Esta revelación coincide con la reciente llegada a China de la alta comisionada para los Derechos Humanos de las Naciones Unidas, Michelle Bachelet, para una visita a Xinjiang.

El archivo, agrega la emisora, revela en detalle el uso por parte de China de campos de “reeducación” y detenciones masivas de uigures.

(Con información de Reuters)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.