Apple y Samsung aumentarán la resistencia al agua de sus móviles hasta la certificación IP69K

Apple ha presentado un patente en la que se muestra su intención de reforzar la resistencia de sus futuros móviles al agua, al igual que está haciendo Samsung.

La pandemia nos ha dejado la necesidad de limpiar y desinfectar absolutamente todo lo que tocamos, pero los móviles son parte de esa larga lista de objetos cuya limpieza debe ser cuidadosa. Quizá este sea uno de los motivos por los que Samsung y Apple están trabajando para alcanzar la certificación IP69K.

Se ha hecho pública la patente de Apple en la que la compañía valora los cambios que serían necesarios en la fabricación de sus teléfonos para conseguir esa certificación superior. Actualmente los iPhone están certificados con el nivel de protección IP68 contra el agua y el polvo.

Según la web Patently Apple que ha tenido acceso a esa patente, tanto la marca de la manzana como Samsung están trabajando en esta implementación. Recordemos que la certificación IP68 indica que el dispositivo cuenta con una protección completa frente al polvo y frente a inmersiones en líquidos superiores a un metro y durante 30 minutos.

Aún así, todas las marcas indicaron al principio de la pandemia cuales eran los métodos más seguros para desinfectar sus productos frente al contagio por coronavirus. No se aconseja lavar el móvil con agua y jabón bajo un grifo, ni usar los geles desinfectantes con un alto nivel de alcohol, por miedo a que se estropeen los protectores externos del móvil.

La protección IP69K que pretenden alcanzar ambas marcas implica que el teléfono será capaz de resistir un chorro de alta presión, desde todas direcciones, durante varios minutos. También sería posible someter al teléfono ante una situación con vapor.

Así, los futuros iPhone y móviles de Samsung serían más herméticos y podrían proteger con mayor eficacia a sus componentes externos a presiones altas de agua u otros líquidos y de la posibilidad de que el vapor humedezca el interior del dispositivo perjudicando su funcionamiento. Sería más seguro tener cerca el teléfono mientras el propietario se da una ducha, o limpiar el dispositivo debajo del grifo.

Aún así, estamos hablando de patentes, por lo que esta novedad aún podría tardar bastante en llegar a las tiendas en un nuevo smartphone de estas marcas. En su momento, cuando Samsung y Apple presenten su primero móvil con certificación IP69K, sabremos hasta donde podemos exponer a los líquidos al nuevo modelo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *