Bad Bunny corona semana de reconocimientos con nuevo álbum

Bad Bunny ha acostumbrado a sus seguidores a no esperar más de lo mismo cuando lanza nueva música.

Lo hizo con su primer álbum de estudio, “X 100pre” de 2018; con su disco “Oasis” con J Balvin de 2019, y en febrero con su multipremiado “YHLQMDLG” (iniciales de “Yo hago lo que me da la gana”), un proyecto de 20 canciones en el que exploró el amor y la pérdida a través de una combinación de trap y reggaetón hasta hace unos años considerada arriesgada.

Ahora sorprende con “El último tour del mundo”, una colección de 16 canciones escritas en tiempos de pandemia y lanzada el viernes, en la que se aventuró a jugar con música alternativa, punk, pop y hasta rock ‘n’ roll.

“No soy fan de repetir la misma fórmula”, dice el músico puertorriqueño. “Cada álbum que he hecho tiene su propia identidad”.

Y los fans no deben preocuparse. El artista asegura que, pese al título, no se está despidiendo de los escenarios.

“El último tour del mundo” fue escrito en su mayoría por Bad Bunny e incluye tres colaboraciones: “Sorry Papi”, con la cantautora estadounidense Abra; “La noche de anoche”, con la española Rosalía; y su reciente éxito “Dákiti’ con el puertorriqueño Jhay Cortez. Entre los temas favoritos del Conejo Malo está “Yo visto así”, cuyo video en el que aparecen celebridades como Ricky Martin, Sofía Vergara, Karol G y el boxeador Ryan García también se lanzó el viernes

El álbum, su segundo de 2020, llega a pocos días de que Bunny recibiera un Latin Grammy (a mejor interpretación de reggaetón por “Yo perreo sola”), dos American Music Awards (a artista masculino latino y álbum latino favorito por “YHLQMDLG”) y dos nuevas nominaciones al Grammy: a mejor álbum de pop latino por “YHLQMDLG” y mejor interpretación pop de un dúo o grupo por “Un día (One Day)” con J Balvin, Dua Lipa y Tainy. Apenas en enero compitió en la categoría general de grabación del año junto a Cardi B y Balvin por “I Like It”, días antes de aparecer como invitado de Shakira en el espectáculo del medio tiempo del Super Bowl.

Mientras se recupera de COVID, el músico de 26 años, cuyo verdadero nombre es Benito Antonio Martínez Ocasio, conversó con The Associated Press vía telefónica desde su casa en Puerto Rico. Las respuestas fueron editadas para mayor brevedad y claridad.

Tuviste que cancelar tu actuación prevista para los American Music Awards tras dar positivo a la prueba de coronavirus. ¿Cómo te sientes ahora?

Estoy muy bien gracias a Dios, ya me siento mejor. Hubo unos días ahí que me sentí un poco mal, pero ya siento que estoy recuperado más o menos al máximo.

Tienes muchos motivos para celebrar: un Latin Grammy, dos American Music Awards, dos nuevas nominaciones al Grammy, un nuevo disco. Ha sido una semana, y un año, importante en tu carrera.

Estoy muy contento, hay muchas cosas pasando. El 2020 a pesar de que ha sido un año difícil para muchos y para mí mismo, también ha tenido sus cosas que agradecer gracias a la música, que me ha salvado el año. Estamos muy contentos, disfrutando de las bendiciones y las cosas buenas que sigan sucediendo.

Muchos consideraron “YHLQMDLG” un disco arriesgado, pero fue muy bien recibido por la crítica y los fans. En “El último tour del mundo” juegas con nuevos elementos. Cuéntame un poco de esta producción.

Yo siempre he dicho que los discos son para uno hacer cosas distintas y descubrirse uno mismo como artista. No soy fan de repetir la misma fórmula… (En “YHLQMDLG”) había mucho perreo y no se podía salir a perrearlo por la cuarentena. Este nuevo álbum es más pa’ escucharlo tranquilo en tu casa, en tu cuarto, en tu carro, de noche con los amigos, con una copita, una cerveza. Es un álbum más pa’ disfrutarlo sin tener que salir a la calle. Tiene muchos temas divertidos diferentes y mucho sentimiento. Tiene mucho de mí. Más que un álbum de Bad Bunny es un álbum de Benito.

Más allá del “mood” del álbum, ¿cómo sientes que te ha afectado la pandemia como artista?

La pandemia me obligó a ser más productivo aún porque estaba solo en casa sin hacer nada, desesperado. De momentos como que me daban ganas de escribir un tema que tuviera que ver con todo lo que estaba pasando, pero al mismo tiempo decía que no porque al contrario, quiero que cuando la gente escuche mi música se olvide de la realidad. Pero con todo y eso la realidad siempre toca la música: hay varios temas en los que se siente que la musa es todo lo que está sucediendo, como “Antes que se acabe”. Ese tema es bien especial y la letra viene de eso, de esa sensación de que pareciera que el mundo se va a acabar, pero antes que se acabe hay que darnos amor y compartir unos con los otros.

¿Dirías que es un álbum más introspectivo?

Se podría decir, aunque tiene también algunos desamores, que a la gente le encanta siempre que yo toco esos temas… y otras temáticas como “Maldita pobreza”, que me parece que es bien divertido, de mis favoritos. Empieza hablando de este chico que quiere darle todo a una chica y no puede por la pobreza, y luego el tema da un giro y se vuelve un poco social. También está “Yo visto así”, que es la historia mía y de muchas personas (a las) que siempre nos han criticado nuestra manera de vestir y es como diciéndole a la gente, “Si no te gusta…” (risas).

¿Por qué “El último tour del mundo”?

Cuando comienza todo esto de la cuarentena, durante esas primeras semanas fue que compuse la gran mayoría de los temas, como que lo único que me daba vida era trabajar en el álbum. En ese momento las imágenes que se mostraban en la televisión y las redes sociales eran apocalípticas, parecía que el mundo se iba a acabar. Yo creo que eso influyó mucho en que el disco se llamara “El último tour del mundo” y no se refiere a que va a ser mi último tour sino como que el último tour del mundo literal: nadie más va a hacer tour, nadie, ni Lady Gaga ni Maluma… Es como si en 2032 fuera realmente mi último tour y lo estoy adelantando pa’l 2020, antes que se acabe el mundo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *