Bloomberg: Los precios del gas en Europa han subido un 700 % desde principios del año pasado

Bloomberg: Los precios del gas en Europa han subido un 700 % desde principios del año pasado

El gas natural se convirtió en el mayor desencadenante de la inflación mundial y podría amenazar la posición del petróleo como «combustible que define la geopolítica», escribe el medio.

Los precios del gas natural en Europa, que crecieron cerca de un 700 % desde el comienzo del año pasado, empujan al Viejo Continente «al borde de la recesión», escribe Bloomberg.

Según el medio, el gas natural se convirtió en el mayor desencadenante de la inflación mundial y podría amenazar la posición del petróleo como «combustible que define la geopolítica».

«El mundo ahora piensa sobre el gas como una vez pensaba sobre el petróleo, y el papel esencial que el gas tiene en las economías modernas y la necesidad de un suministro seguro y diversificado se han hecho muy visibles», afirmó Kevin Book, director de la empresa de investigación de políticas energéticas ClearView Energy Partners LLC.

Según precisa Bloomberg, la operación militar rusa en Ucrania podría considerarse el principal factor detrás de la subida, en parte debido a la disminución de los suministros energéticos rusos a Europa, lo que se une a la campaña lanzada por los propios países europeos en su intento de reducir su dependencia del gas ruso. 

En consecuencia, Europa, que aspira a diversificar los suministros antes de que llegue el invierno, se ha visto envuelta en una carrera para asegurarse los suministros del gas natural licuado (GNL).

En medio de los recortes de la energía rusa, la UE importó por primera vez más gas natural licuado de EE.UU. que gas por gasoducto de Rusia.

«Garantizar la explotación eficaz del gasoducto»

A mediados de junio, la empresa estatal rusa Gazprom advirtió que se ve obligada a reducir el flujo de gas a través del gasoducto Nord Stream, una de las principales rutas de suministro de gas ruso a Europa.

La empresa indicó que el motivo de la medida se debe a que la compañía alemana Siemens aún no le había devuelto el equipo técnico utilizado para bombear el gas, que se encontraba en reparación.

Dos semanas después, la empresa operadora Nord Stream AG comunicó que desactivará ambas tuberías del gasoducto Nord Stream desde el 11 hasta el 21 de julio para efectuar trabajos de reparación planificados con el objetivo de «garantizar la explotación eficaz, segura y fiable del gasoducto».

La disminución de los suministros hizo que ciertos políticos europeos acusaran a Rusia de reducir deliberadamente el flujo de gas.

A este respecto, el portavoz presidencial ruso, Dmitri Peskov, enfatizó que Rusia valora su perfil de proveedor «muy fiable» de energía, por lo que cumple rigurosamente todas sus obligaciones. No obstante, recordó que existen también «ciertos ciclos técnicos de mantenimiento» de la infraestructura gasística.

Por su parte, el director general de Gazprom, Alexéi Miller, reafirmó que Rusia siempre cumple sus obligaciones contractuales, por lo que puede considerarse «el proveedor de la estabilidad energética a los amigos de Rusia».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.