Bolsonaro declara ante la Policía sobre su presunta interferencia en la corporación para proteger a sus familiares

Bolsonaro declara ante la Policía sobre su presunta interferencia en la corporación para proteger a sus familiares

El mandatario contestó a todas las preguntas y dijo que nunca tuvo intención de interferir en la Policía.

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, declaró el miércoles por la noche ante la Policía Federal (PF) en Brasilia en el marco de la investigación sobre su supuesto intento de interferir en la corporación para proteger a sus familiares y aliados. El mandatario contestó a todas las preguntas y negó las acusaciones. 

La declaración de Bolsonaro, que tuvo lugar en el Palacio de Planalto, sucede después de que el mes pasado Alexandre de Moraes, uno de lo once jueces del Supremo Tribunal Federal (STF), diese un plazo de 30 días a la Policía para tomar declaración al mandatario.

El STF abrió la investigación en abril del año pasado después del escándalo que provocaron las denuncias del exministro de Justicia Sergio Moro, cuando presentó su dimisión del Gobierno.

Entonces, Moro aseguró que Bolsonaro exigió la destitución de Maurício Valeixo, director general de la PF, y nombrar en su lugar a Alexandre Ramagem, amigo de su familia, en un momento en que la Policía investigaba al senador Flávio Bolsonaro, hijo del mandatario, por un supuesto caso de corrupción. 

«Esto se acabó. No voy a esperar a que se follen a toda mi familia ni a mis amigos esos canallas porque no puedo cambiar a alguien de Seguridad. Lo cambiaré. Y si no puedo cambiar al jefe, cambiaré al ministro», dijo Bolsonaro en un video sobre una reunión ministerial que después se hizo público.

«Falta de comunicación»

Según una nota de la Policía, que recoge G1, durante su declaración Bolsonaro confirmó que solicitó el cambio de Valeixo por una «falta de comunicación» entre ambos. También aseguró que «nunca pretendió» con el cambio «obtener información privilegiada de investigaciones secretas o interferir en el trabajo de la Policía Judicial».

Por su parte, la defensa de Moro publicó una nota en la que se mostró «sorprendida» sobre el hecho de que Bolsonaro hubiese declarado sin la presencia de los abogados de Moro, lo que impidió que se realizasen las «preguntas pertinentes».

También recordaron que el año pasado, cuando Moro testificó, los abogados del presidente estuvieron presentes y pudieron hacer preguntas. 

Bolsonaro, que sufre los peores índices de popularidad desde que llegó al poder, tiene por lo menos otras tres investigaciones abiertas en el STF y otra en el Tribunal Superior Electoral (STF). 

Además, actualmente hay más de un centenar de pedidos de ‘impeachment’ en su contra y recientemente también fue acusado de varios delitos, entre ellos, de crímenes contra la humanidad, por una comisión del Senado que durante meses investigó las acciones y omisiones de su Gobierno en la gestión de la pandemia, que ha dejado más de 608.000 muertos.  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *