Buscando impunidad

 Claudio Caamaño Vélez

 

Claudio Caamaño Vélez
Claudio Caamaño Vélez

Decía Franklin Roosevelt que en política nada ocurre por error, que cuando ocurre es porque así fue planificado.

Hace más de un año, cuando fueron designados los directivos de las Juntas Electorales del país, se denunció que eran cuadros del Partido de la Liberación Dominicana. Al final se impuso el poder y la voluntad de Danilo Medina.

Las juntas electorales seleccionan y capacitan al personal (presidente, secretario, vocales) que trabaja en los colegios electorales (mesas de votación). Colocaron personas con escasa capacitación, para que sumado a lo complejo del proceso (por primera vez no habría arrastre entre senador y diputados), se cometieran muchos errores, que luego ellos, los directivos de las Juntas Electorales, podrían “corregir” a su conveniencia.

Así ha ocurrido en el caso nuestro, y de muchos otros diputados en otras partes del país. Nuestra diputación está siendo robada mediante un fraude electoral “quirúrgico”, donde le restan cantidades medianas de votos al PRM en cientos de actas, en otras suman votos al PLD. También se niegan a revisar 6,554 votos nulos, a pesar de que ley lo ordena.

Pero lo peor no ha sido el fraude cometido por el PLD. Lo más decepcionante ha sido la indiferencia de las autoridades del Partido Revolucionario Moderno, quienes en la euforia del triunfo han olvidado que la pelea no ha terminado.

Danilo Medina, que perdió la presidencia y el Senado, ahora centra sus garras en los diputados, con el objeto de quedar con al menos 64 (más de un tercio de la Cámara de Diputados) y así tener capacidad para bloquear las leyes orgánicas y especiales que requieren de dos tercios. La misma mayoría calificada se requiere para modificar la Constitución y poder despolitizar la justicia e independizar el Ministerio Público.

Los diputados que el PRM no sepa defender, los pagará caros cuando tenga que sentarse con Danilo Medina, quien de seguro exigirá impunidad a cambio de permitirles gobernar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.