Carbono 60 o C60: usos, beneficios y recomendaciones

Carbono 60 o C60: usos, beneficios y recomendaciones

El carbono 60 o C60, también conocido como carbón activado, tiene la apariencia de un polvo fino, negro y sin olor. Dicha molécula se llama de esta manera por el hecho de estar compuesta por 60 átomos de carbono.

Forma parte del grupo de los fullerenos, nombre que guarda relación con el de Richard Buckminster Fuller. Ello se debe a que la forma de icosaedro que adopta el compuesto (parecida a un balón de fútbol), guarda semejanza con los diseños de este arquitecto.

Particularmente, el carbono 60 es un derivado del carbón natural que se obtiene por sobrecalentamiento. Fue descubierto en 1985 por los químicos Kroto, Curl y Smalley, gracias a lo que obtuvieron el premio Nobel. En los últimos años se ha incrementado el interés por estudiar las aplicaciones del carbono 60 en diversos campos, desde la industria y la estética hasta la salud.

¿Qué es y qué propiedades tiene el carbono 60?

El carbono es el elemento primordial de la vida. Todos los seres vivos, incluyendo los humanos, están compuestos de moléculas y más moléculas en las que predomina este compuesto.

Ahora bien, el carbono 60 no es natural, sino creado. Se requieren condiciones especiales de laboratorio para hacerlo. Se somete el grafito a un tratamiento con corriente eléctrica de alta intensidad.

Sin embargo, se han encontrado formas de C60 fuera del laboratorio. Por ejemplo, en el hollín, aunque en pequeñas cantidades, así como también proveniente del espacio exterior.

Entonces, el carbono 60 no es exactamente la misma sustancia que encontramos en los trozos de carbón que usamos para hacer una barbacoa. Es un derivado que tiene algunas propiedades del elemento natural, pero con otras añadidas.

En primer lugar, debido a la forma como los átomos de carbono se unen, el C60 interactúa fácilmente con los radicales libres en el ambiente donde se encuentre. Por ello, se considera que tiene propiedades antioxidantes.

Por otra parte, su particular estructura molecular le permite unirse con diversos compuestos. De allí que el C60 muestra una alta capacidad de absorción, lo que lo hace ideal para ayudar a eliminar sustancias del organismo.

Este compuesto se utiliza para tratar sobredosis o envenenamiento. Personal de emergencias realiza la administración de carbón activado mezclado con agua para darlo de beber a los pacientes intoxicados. O se inserta mediante sondas.

El carbono 60 se adhiere a las toxinas, impidiendo que las mismas sean absorbidas por el estómago. Luego, dado que el sistema digestivo no puede asimilar el carbón, las sustancias son eliminadas del cuerpo a través de las heces. Para que esto funcione, el tratamiento con C60 debe ser aplicado no menos de 3 horas después de haber consumido la toxina, cuando esta se encuentre aún en el estómago.

Sin embargo, el C60 no puede unirse a todo tipo de sustancias. Se exceptúan aquellas que son corrosivas:

  • Gasolina y otros derivados del petróleo.
  • Solventes de pintura.
  • Lejía y diversos productos de limpieza.
Pintura que no es absorbida por el C60.
Los solventes de pintura no se unen al carbono 60, por lo que no sirve para tratar una intoxicación por estas sustancias sintéticas.

Posibles beneficios del carbono 60

Se considera que, debido a sus propiedades para eliminar toxinas y como antioxidante, el carbono 60 puede ser usado para tratar diversas afecciones. En este sentido, se le atribuyen muchos y variados beneficios.

Actualmente, se venden y consumen suplementos de carbono 60 y también se incluye este compuesto en diversos productos de belleza y alimenticios (como el aceite de oliva orgánico). A continuación veremos cuáles son estos beneficios.

Antioxidante

Se afirma que el C60 es un potente reductor del estrés oxidativo, más efectivo aún que la vitamina C. En efecto, en un estudio de laboratorio se comprobó la acción antioxidante para proteger contra el daño pulmonar en ratones tratados con medicamentos contra el cáncer.

También, diversas investigaciones han encontrado que el carbono 60 duplica la esperanza de vida en ratas, atenuando los efectos del estrés oxidativo. Las evidencias sugieren que el carbono 60 puede incidir en la longitud de los telómeros.

En otra investigación, los datos obtenidos sugieren que el tratamiento con C60 podría ser un potencial estrategia para restaurar la sensibilidad de las células leucémicas resistentes a fármacos.

Funcionamiento renal

Al absorber parte de las toxinas, el carbono 60 ayudaría a los riñones en el proceso de filtrado. En este orden de ideas, en un estudio de laboratorio realizado con ratas que presentaban enfermedad renal crónica inducida, estas recibieron 4 gramos por kilogramo de peso al día de carbono 60. Los resultados indicaron que se atenuó la alteración de la uremia.

En otro estudio similar, en el que las ratas con deficiencia renal inducida fueron alimentadas con carbón al 20 %, los animales también experimentaron mejoras. Se redujo la inflamación y el daño en los riñones.

Flatulencias

Se piensa que los gases atrapados en el intestino pueden pasar al interior de las moléculas de carbono 60 para ser neutralizados, disminuyendo de esta manera la flatulencia. En un estudio clínico realizado con un grupo pequeño de personas, los participantes mejoraron los síntomas relacionados con los gases intestinales.

Asimismo, en otro estudio, luego de tomar simeticona y carbono 3 veces al día, los participantes mostraron reducción del dolor abdominal producto de los gases.

Limpieza dental

Diversos productos para el aseo dental incluyen carbono 60, pues se le atribuyen propiedades antimicóticas y antibacterianas. Esto contribuiría en la prevención de las caries.

Sin embargo, en un artículo publicado en 2017 se concluyó que no hay suficientes indicios clínicos o de laboratorio para afirmar que el carbón sea beneficioso para la salud bucal. Ni siquiera para el blanqueamiento de los dientes.

Osteoartritis

Se afirma que el C60 aumenta la producción de condrocitos, propiciando la regeneración de cartílagos y del tejido que recubre los extremos de los huesos. Una investigación realizada en 2019 comprobó los efectos de C60 sobre el daño y la inflamación de las articulaciones. Se concluyó que puede tener una aplicación terapéutica potencial para la osteoartritis.

Cuidados de la piel

Se considera que el carbono 60 puede ayudar a eliminar químicos y toxinas de la piel. También prevendría el acné y promovería la producción de colágeno, reduciendo el daño ultravioleta. Por ello se hacen jabones con carbón activado.

En un ensayo aleatorizado se examinaron los efectos sobre las arrugas y la aspereza de la piel de una crema con C60. Pero no se observaron diferencias significativas entre los participantes.

En otro estudio, también relacionado con el cuidado de la piel, los investigadores analizaron los efectos de un gel facial de carbono 60 aplicado 2 veces al día. Se encontró que las pústulas eritematosas disminuyeron tras el tratamiento.

Además, se exploró la efectividad de este compuesto para regular el eccema en ratones. Las evidencias apuntan a que el C60 restaura la función de la barrera cutánea, por lo que sería una alternativa para el abordaje de enfermedades alérgicas e inflamatorias.

Fatiga muscular

En estudios de laboratorio se exploraron los efectos del C60 sobre la fatiga muscular y la resistencia en ratas. Se observó reducción en el tiempo de recuperación de la fuerza de contracción, aumentando el funcionamiento activo antes de notarse efectos de fatiga.

Diarrea

Al considerarse un absorbente de toxinas y bacterias, se ha propuesto el uso de carbono 60 como tratamiento para la diarrea. Al respecto, en una revisión se encontró que este compuesto podría impedir que el cuerpo absorba bacterias patógenos presentes en el tubo digestivo.

Tratamiento de la piel con carbono 60.
Los tratamientos dérmicos con C60 son cada vez más utilizados en el mundo de la belleza y el cuidado personal.

Dosis, riesgos y contraindicaciones del carbono 60

No se tiene estimación exacta acerca de cuál debe ser la cantidad mínima en seres humanos para aprovechar los beneficios atribuidos al carbono 60. En los estudios con roedores las dosis variaron entre 0,4 y 5 miligramos por kilogramo de peso corporal.

Por otra parte, se han logrado resultados en la piel con dosis de C60 de 0,05 %. El aceite de oliva orgánico con C60 que se comercializa en el mercado tiene aproximadamente 25 miligramos por onza.

Con respecto a su toxicidad, en la mayoría de las investigaciones se concluye que el C60 no es dañino para humanos ni animales, aunque se requiere más profundización. Sin embargo, no se recomienda su uso en mujeres embarazadas ni en niños lactantes.

Salvo dolores de cabeza, no se observan efectos secundarios con el carbono 60. Solo en un estudio se encontró aumento leve en el peso del hígado y el bazo de los animales usados para el experimento.

Solo está probado el carbono 60 para las intoxicaciones

Los productos con C60 son de venta libre y muchas personas toman suplementos a base de este compuesto con la finalidad de combatir radicales libres. Pero hasta ahora, los usos comprobados del carbono 60 están relacionados con el tratamiento de envenenamientos.

Con respecto a los demás beneficios, se están llevando investigaciones en todo el mundo. Sin embargo, es oportuno aclarar que se hacen muchos estudios con células in vitro o en animales. E incluso en los casos que se ha estudiado con humanos, han sido grupos pequeños.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *