Comerciantes del Alto Manhattan rechazan medida de comisionada de sanidad para limpiar calles que perjudica el medio ambiente

Comerciantes del Alto Manhattan rechazan medida de comisionada de sanidad para limpiar calles que perjudica el medio ambiente

Miguel Cruz Tejada

NUEVA YORK._ Numerosos comerciantes del Alto Manhattan rechazaron la medida de la comisionada del Departamento de Sanidad (Sanitation) de la ciudad, Jessica S. Tisch de origen judío, pidiendo revocar la decisión de limpiar las calles en varios días alternos de la semana, lo que entorpecería el tránsito y perjudicará significativamente el medio ambiente, perjudicando a la comunidad.

Hablando en nombre de los pequeños y medianos empresarios con negocios en Washington Heitghs e Inwood, el empresario Jaime Vargas, propietario de la agencia de servicios múltiples “J&J” Brokerage en la avenida Saint Nicholas, dijo que se trata también de una medida que afecta grandemente el medio ambiente.

“Lo que ella quiere es cambiar los días alternativos para que se limpie los lunes en un lado, martes en otro lado y así sucesivamente”, explicó.

Dijo que en los días alternados se están limpiando las calles actualmente los jueves y viernes, y en algunos sitios solamente lunes y martes.

“En la parte alta de Manhattan, se hace ahora jueves y viernes y ahora, ella quiere alternar todos los días, lo que crea un daño al medio ambiente que ella puede solucionarlo”, agregó.

Vargas sugirió que la comisionada les ponga a las barredoras una computadora – reloj que marque cuando pasó el aparato por una calle.

“Una vez limpiada la calle 174 entre las avenida Saint Nicholas y Wadsworth donde si ya pasó la limpiadora, el reloj identificará esa cuadra como limpiada y no habrá que esperar hasta una hora y media después que pasa la máquina. Si pasó a las 10:00 de la mañana, habrá que esperar hasta las 11:30 lo que no es correcto”, observó Vargas.

“Muchas personas estando en sus vehículos tienen que mantener obligatoriamente el vehículo encendido en invierno para calentarse y por ende, duro aspirando el monóxido de carbono, una hora y media”, expuso el empresario.

“Así también ocurrirá con todos los vehículos estacionados teniendo los conductores que esperar ese tiempo, nuestra sugerencia a la comisionada Tisch es que ponga los relojes en la máquina para que los vehículos se puedan estacionar sin que les pongan multas y de esa manera, ayuda al medio ambiente y economiza, porque ella quiere ahorrarse 11 millones de dólares”, añadió Vargas.

“Si lo hace, ayuda el medio ambiente, los choferes y garantiza ahorrarse de todos modos los 11 millones de dólares”, señaló.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.