¿Cómo podemos evitar los contagios víricos?

¿Cómo podemos evitar los contagios víricos?

Muchas veces caemos enfermos porque nos han contagiado otras personas. De la misma manera que nosotros podemos contagiar a los demás. Por ello, es importante tener muy claro cómo podemos evitar los contagios víricos.

Las enfermedades infecciosas son las patologías transmisibles más frecuentes. Dentro de todas ellas, las infecciones respiratorias son las más comunes, así como la gastroenteritis.

Según las estadísticas, la inmensa mayoría de estos casos son provocados por virus, como por ejemplo el Influenza, el Virus Respiratorio Sincicial, el Rotavirus y el Adenovirus. Por ello, normalmente el uso de antibióticos no suele ser eficaz, ya que estos fármacos van dirigidos al tratamiento de enfermedades bacterianas.

¿Cuáles son las principales vías de contagio?

Como seguramente ya sepas, la principal vía de contagio de las enfermedades víricas son las manos. Estas extremidades están continuamente en contacto con objetos que han tocado otras personas, y las utilizamos para tocarnos la nariz o la boca de forma involuntaria.

De esta forma, es muy fácil contagiarnos por los microorganismos de otras personas. Aunque esta sea la principal vía de contagio, también existen otras muy habituales como:

  • Vías respiratorias: cuando una persona que está enferma tose o estornuda, expulsa una cantidad de partículas virales que se introducen en el organismo de las personas que las inhalan.
  • Habitaciones poco ventiladas: la acumulación de partículas virales en el ambiente se produce, normalmente, por una falta de ventilación de la habitación.
Virus de la varicela.
Los virus son entes microscópicos que nos podemos contagiar de diversas maneras

Hábitos para evitar los contagios víricos

Como vemos,en muy fácil tanto contagiar como contagiarse de una enfermedad vírica. Por ello queremos mostrar una serie de consejos que son muy útiles a la hora de prevenir este tipo de enfermedades.

  1. Utilizar pañuelos desechables: los pañuelos de usar y tirar son los más higiénicos, por lo que los de tela no deberíamos utilizarlos. A la hora de estornudar o toser nos debemos cubrir la nariz y la boca con el pañuelo. En caso de no tener uno a manos, debemos utilizar la parte interna del brazo. No debemos cubrirnos nunca con las manos, ya que , si no se lavan después correctamente, favorecerás el contagio a otras personas.
  2. Utilización de mascarillas: para protegernos de las partículas víricas que han expulsado otras personas enfermas, la utilización de mascarillas es la mejor forma de prevención. No tiene que ser necesariamente una mascarilla médica; podemos utilizar una bufanda o un pañuelo, sobre todo en los lugares donde hay mucha gente.
  3. Lavarse las manos de forma periódica: esta es otra de las medidas para evitar contagios víricos. Debemos lavarnos las manos con agua y jabón cada vez que tosemoso estornudamos.
  4. Cocinar de forma higiénica: es fundamental para evitar caer enfermos, así como no comer alimentos caducados.
  5. Ventilar habitaciones: como mencionábamos, las habitaciones poco ventiladas contienen numerosas partículas víricas. Por ello, una correcta ventilación por las mañanas -por al menos unos 15 minutos- es muy importante, ya que permite que el aire se limpie y circule.
  6. No debemos beber agua que no sea potable: ni tampoco debemos compartir los cubiertos ni los vasos con otras personas.

Lee también: El contagio de las bacterias entre parejas

¿Las vacunas previenen el contagio?

Actualmente, entre los virus respiratorios, solamente se ha conseguido sintetizar la vacuna para el virus Influenza. Por lo que, hasta el momento,es el único virus respiratorio sobre el que podemos prevenir su contagio. No obstante, debemos modificar su efectividad cada año porque estos virus tienen una alta capacidad de mutación.

Aparte de la vacuna frente al virus mencionado, se están estudiando e investigando sobre otras como la del Virus Respiratorio Sincicial. Este virus afecta principalmente a los niños y se espera su comercialización en los próximos años.

vacunación para evitar contagios víricos
La vacuna contra el virus Influenza es la única que existe hoy en día para prevenir la infección gripal

Quizás también te interese leer: Día mundial de la lucha contra el SIDA: compromiso de todos

Conclusión

A pesar de que las infecciones víricas son muy comunes y muy fáciles de contraer por su fácil transmisión, hay una serie de medidas que podemos tomar para evitar los contagios víricos. Debemos ser conscientes de la responsabilidad que tenemos en evitar la propagación de ciertas patologías.

Es fundamental una buena higiene de manos, así como taparse con un pañuelo la boca y nariz cuando tosemos. Aparte de todos los consejos ofrecidos,sabemos que también se sigue investigando sobre nuevas vacunasque nos protejan frente a estas enfermedades.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *