Condenan a un total de 31 años de cárcel a dos estadounidenses por apoyo al Estado Islámico

Condenan a un total de 31 años de cárcel a dos estadounidenses por apoyo al Estado Islámico

Ambos hombres compartían a través de sus redes sociales propaganda de la organización terrorista e incluso uno de ellos aseguró que había ofrecido sus servicios de manera personal al Estado Islámico

WASHINGTON.- Dos estadounidenses fueron condenados a 15 y 16 años de prisión, respectivamente, por haber apoyado materialmente al autodenominado Estado Islámico (EI), y manifestar su intención de perpetrar ataques inspirados en la organización terrorista.

Según un comunicado del Departamento de Justicia, Aziz Ihab Sayed, de 23 años y oriundo del estado de Alabama, fue sentenciado a pasar 15 años en la cárcel, además de libertad vigilada de por vida, por proveer asistencia material al grupo. Sayed se declaró culpable el pasado marzo de un delito de terrorismo y aseguró que había ofrecido servicios de manera personal -él mismo- a «Dáesh» (acrónimo en árabe de Estado Islámico).

También reconoció que en 2017 compró material para elaborar un explosivo con el fin de cometer un atentado terrorista contra comisarías y otras instalaciones. También aseguró que había tratado de formar una célula para conducir actos violentos en el país. El estadounidense había estado visionando, investigando y difundiendo propaganda de EI.

En junio de 2017, se reunió con un supuesto miembro de la organización que resultó ser un agente encubierto del Buró Federal de Investigaciones (FBI). Por otra parte, Amir Said Rahman al Gazi, de 41 años y conocido como Robert McCollum, de Ohio, fue sentenciado a 16 años de prisión por apoyar al EI y por dos cargos de posesión de armas de fuego como criminal.

En su declaración de culpabilidad, confesó haber ofrecido su respaldo públicamente a la organización en 2014, momento en el que comenzó a emitir comunicados en redes sociales tratando de persuadir a otras personas de que lo siguieran y llegó a expresar su deseo de cometer un ataque tras comprar un rifle de asalto AK-47. Al Gazi se llegó a comunicar con supuestos miembros del EI en Oriente Medio y empezó a crear videos de propaganda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *