Coronavirus: Austria endurece medidas y anuncia confinamiento casi total

Coronavirus: Austria endurece medidas y anuncia confinamiento casi total

El canciller Sebastian Kurz pidió a la población no reunirse con nadie para frenar la propagación del coronavirus. Habrá prohibición de salir de casa y las escuelas y guarderías permanecerán cerradas.

El gobierno de Austria anunció este sábado (14.11.2020) el cierre de escuelas y tiendas no esenciales, apenas dos semanas después del establecimiento de un confinamiento parcial que fue ineficaz para controlar la fulgurante propagación del coronavirus en el país. Austria fue uno de los países que mejor controló la primera ola de la pandemia, pero ahora los números han desatado la preocupación de las autoridades.

El canciller Sebastian Kurz fue el encargado de entregar la noticia. «Se imponen nuevas restricciones”, declaró el dirigente durante una comparecencia ante los medios en Viena. «A partir del martes (17 de noviembre) y hasta el 6 de diciembre, se instaurará un confinamiento como el de la primavera (boreal)”, precisó. El objetivo, detalló, es lograr una «reducción sustancial» de los contagios, descongestionar los hospitales y salvar las fiestas navideñas para las familias y para el comercio.

Kurz explicó que los contactos deben limitarse al máximo. «Mi apremiante petición para las próximas semanas es la siguiente: no se reúnan con nadie. Cada contacto social es uno de más”, lanzó el jefe del gobierno. Las salidas al exterior sólo se permitirán en circunstancias específicas (compras, motivos profesionales y médicos, deportes o paseos). Los comercios también tendrán que cerrar sus puertas, con excepción de las tiendas de alimentación, farmacias, bancos, correos y otras actividades consideradas como esenciales.

Se cierran escuelas y jardines infantiles

El pasado 3 de noviembre el gobierno había anunciado un confinamiento más ligero, con el cierre de restaurantes, bares, teatros, salas de conciertos, y también de universidades y colegios para alumnos a partir de los 15 años. Sin embargo, estas medidas (que incluían un toque de queda nocturno) no dieron los resultados esperados y las infecciones siguieron subiendo hasta un nuevo máximo de unos 9.600 casos este viernes, con más de 4.000 personas hospitalizadas, entre ellas unas 560 en cuidados intensivos.

Según el sitio web «Our World in Data», el número medio de infecciones diarias se situaba el sábado en 831 por millón de habitantes, lo que coloca a Austria a la cabeza a nivel mundial, delante de Suiza y la República Checa. Ante esta situación, el país alpino ampliará el toque de queda nocturno a todo el día, lo que implica que todas las instituciones educativas, desde guarderías hasta universidades, deberán permanecer cerradas y funcionar de forma telemática siempre que sea posible.

Aquellos empleados que no puedan teletrabajar podrán enviar sus hijos a las escuelas y guarderías para que cuiden a los niños allí. «Si no reaccionamos de forma masiva, existe el riesgo de que los contagios sigan subiendo o permanezcan a un nivel demasiado alto”, dijo Kurz al anunciar el nuevo confinamiento. Las autoridades médicas han advertido que el uso de camas hospitalarias se encuentra a poco de colapsar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *