Creando una buena web para ser freelance

Creando una buena web para ser freelance 

 Hoy en día podemos trabajar sin depender de un trabajo por cuenta ajena. No digo que seamos más libres, pero sí ganamos cierta independencia. Esta modalidad se llama freelancing. 

 Cuando eres freelance no eres empleado, sino que las empresas son tus clientes y te pagan desde ese rol. Pierdes muchos derechos como trabajador pero ganas el potencial para que tu talento y rendimiento generen mucho más para ti. 

 Para mostrar ese talento deberías tener un sitio web (en Wordpress, por ejemplo) que muestre la calidad de tus servicios y sirva como plataforma para vender tus servicios, dar soporte y para recibir pagos. 

 Ten en cuenta que necesitarás: 

  • Nombre de dominio. 
  • Hosting. 
  • Instalar y configurar Wordpress y algunos plugins. 
  • Redactar política de privacidad, de protección de datos y de cookies, para evitar multas. 
  • Cuenta en alguna plataforma de email marketing. 

 

Hoy te voy a dar tres consejos para que empieces con buen pié… 

Creando una buena web para ser freelance

 Diseña para móvil primero 

 Recuerdo aquellos tiempos en que había dos aparatos muy diferentes coexistiendo en el mismo espacio. Uno se llamaba ordenador y el otro teléfono. 

 Si me hubieran presentado un smartphone en ese tiempo lo hubiera visto como un ordenador personal ultra portátil con función de teléfono. Pero hoy no lo vemos así. Hoy no le damos la importancia que merece este aparato de tecnología increíble. 

 Bastante tiempo ha pasado desde que se generalizó el uso de los teléfonos móviles, que poco a poco fueron evolucionando hasta convertirse en los aparatos a los que estamos acostumbrados hoy. 

 Estamos en un punto tal que la mayor parte de las búsquedas en internet se hacen desde teléfonos móviles. Y es por esto que, si queremos que nuestro mensaje, debemos optimizar nuestro contenido para esos dispositivos. 

 Esto se conoce como diseño “mobile-first” en inglés. Y es todo un arte en que se valora, por encima de todo, la experiencia que tiene el usuario móvil en tu web. 

 Por ejemplo tener cuidado de que el contenido se muestre correctamente en diferentes tipos de pantalla, adaptándose la estructura y tamaños según el display desde el que se visualiza. 

 Otro ejemplo sería la disposición de los menús y su tamaño. No es lo mismo un menu que ocupa toda la pantalla para 8 elementos, que tienes un amplio espacio para cada elemento del menú, que un botón (típico circulito con 3 rayas horizontales) al que hay que pulsar para poder luego clickar el elemento deseado.  

 Tampoco es lo mismo poner ese botón arriba, ya que se suele pulsar con el pulgar y debería situarse abajo en la pantalla. Sin embargo, todavía hoy en 2019 seguimos viendo infinidad de webs que lo siguen teniendo en la parte superior. 

 En definitiva la experiencia del usuario móvil es lo que dicta lo que está bien y lo que está mal. Siempre debemos diseñar pensando en ese usuario final, que llega por una búsqueda, encuentra lo que busca y que además se quede. 

 Resalta tus textos con imágenes que transmitan 

 Es necesario que acompañes tu contenido de alguna referencia visual que lo adorne y lo haga más atractivo. Eso está claro, pero ¿dónde las conseguimos?  

 Hay que tener en cuenta que no vale cualquier imagen. Sólo valen fotos nuestras, que hemos hecho o encargado hacer, y aquellas de las cuales tenemos el permiso para usar, modificar, etc. 

 Esto viene dado y especificado en el tipo de licencia que tiene la imagen. Siempre vendrán especificados los derechos que adquieres con esa imagen. 

 Existen sitios que venden recopilan imágenes y nos brindan una cierta cantidad de imágenes gratuitas. Sigue el link para conocer dónde puedes descargar imágenes.  

 Te recomiendo el programa GIMP para retocar imágenes: es gratuito y súper potente. Casi tanto como su primo de pago y además es mucho más sencillo de aprender al ser más intuitivo. 

 Organiza y mantén un calendario 

 El tiempo es tu posesión más valiosa y escasa. Todo lo que existe en nuestras vidas depende de este. Deberíamos priorizar adecuadamente y registrar en qué lo vamos gastando. 

 Si no lo haces todavía, deberías llevar una buena agenda (una digital) 

 Numerosos expertos recomiendan usar un calendario digital para coordinar nuestro tiempo y coordinarlo con el del resto de nuestro equipo, si lo tenemos. 

 Algunas personas son reacias a dejar la agenda de papel, pero ese tiempo ya ha quedado atrás. Son una tecnología que aporta productividad y agilidad en la ejecución y comunicación. 

 Vale la pena vencer la pereza ya que multiplican tu productividad. Son una herramienta que tu competencia está usando y que le da ventaja competitiva.  

 Son fáciles de mantener, sustituibles, se actualizan automáticamente entre dispositivos, se pueden integrar con otras herramientas, … Son una herramienta que aun habiendo pasado desapercibidas son componente central de nuestro arsenal virtual a la altura del mismísimo email.  

 En resumen, tenemos que esforzarnos para demostrar nuestra profesionalidad y conectar con nuestro cliente. Pero a su vez debemos llamar su atención, para atraerlo, y darle exactamente la   información que viene buscando para crearle confianza y que así desee contratarte.