«Debería cerrar la boca y gobernar el país»: Lula llama a Bolsonaro «incompetente» y dice que decidirá su candidatura «en el momento adecuado»

«Debería cerrar la boca y gobernar el país»: Lula llama a Bolsonaro «incompetente» y dice que decidirá su candidatura «en el momento adecuado»

«No esperaba que el hambre volviese a Brasil (…) es muy triste ver como todo lo que conquistamos está siendo destruido», subrayó el exmandatario.
El expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva (2003-2010), que lidera los sondeos para las elecciones presidenciales de 2022 aunque no ha formalizado su candidatura, ofreció una rueda de prensa este viernes en la que fue muy crítico con el actual mandatario, Jair Bolsonaro. 

«Bolsonaro debería dejar de decir bobadas, cerrar la boca y gobernar el país (…) No está preparado, no se preocupa en gobernar. Tenemos un Ejecutivo que no sabe hacer otra cosa que provocar y contar mentiras todo el día», lanzó el líder del Partido de los Trabajadores (PT), que se encuentra en Brasilia desde el domingo en busca de alianzas políticas de cara a las elecciones presidenciales de octubre de 2022.

Lula, de 76 años, hizo referencia a las protestas antidemocráticas del pasado 7 de septiembre convocadas por Bolsonaro, en las que este desafío a un juez de la Corte Suprema, lo que provocó una crisis institucional, que terminó cuando el mandatario se retractó. «El día 7 de septiembre por la mañana, [Bolsonaro] rugió como un león y el día 8 por la tarde maulló como un gato pidiendo perdón», ironizó.

«Bolsonaro simplemente gruñe. Es totalmente incompetente para gobernar este país. No puede controlar el precio de la carne, ni el de la gasolina», añadió Lula, quien destacó que el mandatario no ha tenido «un solo gesto» hacia las víctimas de la pandemia, que ya ha dejado casi 600.000 fallecidos.

¿Candidatura de Lula?

Respecto a su candidatura, Lula dijo que solo lo decidirá a comienzos del año que viene. «De verdad, que no lo he decidido y lo haré en el momento adecuado», comentó. Sin embargo, el líder petista confirmó que está conversando con todas las fuerzas políticas. «Y en algún momento hablaré con empresarios, intelectuales y con la sociedad brasileña. Arreglar este país no es tarea de un partido político, sino de mucha gente», señaló.

Y continuó: «Dentro de dos meses comenzamos un nuevo año. Un año de elecciones. Vamos a tener que luchar mucho para arreglar Brasil. Este país tendrá que ser sensato y elegir a alguien a quien le guste la democracia. Alguien que tenga sentimiento, que sea humanista. Y no digas tonterías».

Durante estos días en la capital, Lula se reunió con la bancada petista en el Congreso y conversó con políticos de diferentes partidos, entre ellos, algunos aliados del presidente. Esta es la tercera vez que Lula viaja a Brasilia desde que, en noviembre de 2019, abandonó la prisión en la que pasó un año y siete meses por dos condenas por corrupción. El Supremo Tribunal Federal de Brasil (STF) anuló los procesos por los que fue sentenciado y quedó así habilitado para participar en los próximos comicios.

A un año de las elecciones, la confirmación de su candidatura es esperada con expectación. Esta semana, en una entrevista a un diario francés, dijo que la probabilidad de que se presente es «muy alta». 

Según las últimas encuestas en la segunda vuelta de los comicios el líder del PT vencería con un 56 % de los votos, frente a un 31 % que conseguiría Bolsonaro.

Entre los problemas más urgentes está el desempleo, la inflación y el hambre en un país golpeado por la pandemia. La inflación a doce meses se ubicó en Brasil en 10,25 % en septiembre, alcanzando por primera vez los dos dígitos desde 2016, mientras que el desempleo afecta a 14,4 millones de brasileños. 

Un estudio de la Red Brasileña de Investigación en Soberanía y Seguridad Alimentaria y Nutricional apuntó que al menos 116,8 millones de brasileños sufrieron algún tipo de inseguridad alimentaria durante los últimos meses de 2020 y, entre ellos, 19,1 millones pasaron hambre. A todos estos problemas hizo referencia este viernes el izquierdista. «No esperaba que el hambre volviese a Brasil (…) es muy triste ver como todo lo que conquistamos está siendo destruido», subrayó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *