Doblete de Messi da a Barcelona la Copa del Rey

Lionel Messi facturó un doblete de antología en el que pudo ser el último título de su trayectoria con el Barcelona.

El genio argentino selló 12 minutos brillantes en los que el conjunto azulgrana marcó todas sus dianas para golear este sábado 4-0 al Athletic Bilbao en la final de la Copa del Rey, disputada en La Cartuja de Sevilla.

El francés Antoine Griezmann abrió la cuenta a los 60 minutos con un remate en el área chica a centro del holandés Frenkie de Jong, quien amplió la ventaja tres minutos después con un remate de cabeza a pase de Jordi Alba.

Luego llegó el show de Messi, que primero definió con un zurdazo cruzado después de quitarse a un par de rivales en el área a los 68. Cuatro minutos después, sentenció la goleada con un remate de primera intención a centro de Alba.

“Sabemos que la temporada es muy larga. Hay buenos momentos, malos momentos, pero hay que apretar, que así es el fútbol”, dijo Griezmann. “Ahora hay que seguir disfrutando con los compañeros de la pelota y al final llega la recompensa”.

Con este doblete, Messi es el máximo anotador en finales de Copa del Rey con nueve goles, superando los ocho que marcó el legendario ariete vasco de las décadas de 1940 y 50 Telmo Zarra. “Lio” es también, junto con Sergio Busquets el futbolista con más finales en este certamen, con una decena.
El conjunto culé afianzó su liderazgo histórico con su 31er título en esta competencia. Es el séptimo cetro que logra a costa del conjunto vasco, al que ha enfrentado en nueve finales y que se quedó rezagado con 23 coronas en la segunda posición.

Para Messi fue el 35to título en su trayectoria azulgrana para ampliar su liderazgo como el máximo ganador. Esta fue su séptima Copa del Rey, y bien pudo ser su último título con Barcelona si no renueva con el equipo con el que su contrato expira en junio.

El Athletic Bilbao no pudo repetir la historia de enero en la que venció al Barca en la final de la Supercopa de España en tiempo extra (3-2) y volvió a ser superado en una final de Copa del Rey en el estadio de La Cartuja este mes luego de la que perdió el 3 de abril ante la Real Sociedad (1-0), en el duelo postergado del año pasado por la pandemia de COVID-19.

“Es un momento muy duro para nosotros, veníamos con ilusión, con ganas y, bueno, creo que el Barca ha sido superior, desde la primera parte nos han dominado, hemos podido aguantar los primeros 45 minutos y luego nos hemos desajustado”, dijo Mikel Balenziaga.

El Barcelona tomó el control desde el comienzo del duelo y por mala fortuna no se fue al frente cuando De Jong estrelló un remate en el poste a los cuatro minutos.

El arquero Unai Simón había sido el héroe antes de verse en desventaja al sacar remates a gol de Griezmann, Pedro González “Pedri” y Busquets, pero fueron un preludio de ese vendaval de goles.

En la recta final Griezmann pudo ampliar, pero una posición adelantada invalidó su diana después de que Messi lo había proyectado para marcar con marco abierto ante una salida de Simón.

El Barcelona volvió a levantar un título después de 731 días, luego de que la conquista de la liga de 2018-2019 fue el último antecedentes de gloria antes de este, que también es el primer título del estratega Ronald Koeman.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *