Domingo Germán estuvo dominante en su primer partido de Grandes Ligas tras un año y cinco meses

Domingo Germán retornó en Buena forma a lanzar, al menos, un partido de pretemporada. Esta vez lo hizo en el Steinbrenner Field este viernes por la tarde en un buen regreso al juego, tras el cual destacó la ayuda que le significó haber tirado en la pelota otoño-invernal dominicana.

El jugador de 28 años ponchó a dos de los primeros tres bateadores que enfrentó en su salida sin anotaciones de dos entradas.

«Fue emocionante estar de regreso en el campo y estar de regreso con mis compañeros», dijo Germán a través de un intérprete luego de su aparición contra los Tigres, según publica el New York Post. «Me sentí relajado y confiado».

Germán lució fuerte al ponchar a cuatro, permitió solo un doble en su actuación de 31 lanzamientos, en una labor de dos entradas completas.

El partido terminó igualado a una carrera y se jugó a nueve entradas completas. Sus compatriotas, Gary Sánchez y Miguel Andújar se fueron en blanco en dos oportunidades.

El lanzador dominicano fue rechazado por algunos comentarios de sus compañeros en los Yanquis, luego de violar la política de violencia doméstica que le costó 81 partidos de suspensión. Esta vez, escribe el Post, los fanáticos fueron cortés con el derecho neoyorquino.

Los fanáticos fueron «espectaculares» y dijo que fue ovacionado después de cada entrada. «Pensé que era bienvenido», dijo Germán.

Germán señaló que su temporada de lanzamiento de pelota de invierno en República Dominicana es una de las claves para que sea efectivo en su primer juego de Grandes Ligas desde el 18 de septiembre de 2019, y su primera apertura desde ese 6 de septiembre.

«Estoy satisfecho con el trabajo que hemos hecho», dijo Germán sobre su capacidad para mantenerse en forma durante su suspensión. “Lanzar en la pelota de invierno me dio la confianza para ver que todavía puedo competir a un alto nivel. La confianza es grande. Me tranquilizó que aún pudiera competir y encontrar el camino de regreso a ser el mismo lanzador que fui en 2019”.

En esa campaña Germán tuvo marca de 18-4 con efectividad de 4.03. Ahora está tratando de ganar un lugar en la rotación e impresionó a Gary Sánchez, quien estaba detrás del plato.

«Él estuvo agudo en el campo», dijo Sánchez a través de un intérprete. “Pensé que se veía genial. Su cambio fue muy efectivo. Vi confianza en él y eso es lo que quería”.

Sánchez dijo que Germán era «el mismo tipo, el mismo lanzador, el mismo Domingo Germán que vi en 2019. La calidad de los lanzamientos estaba ahí».

El receptor de los Yanquis deseó lo mejor para su compatriota y también compañero de equipo en la pelota invernal dominicana con los Toros del Este. En la pasada campaña, Germán tuvo marca de 0-1, tuvo cinco aperturas, en las que acumuló 16.1 entradas, en las que permitió 13 carreras, todas limpias y efectividad de 7.16.

«Por naturaleza, Germán es un tipo que siempre es tranquilo», dijo Sánchez. “Aprovechó la oportunidad para hablar con nosotros y explicar muchas cosas que sucedieron. Espero que lo deje en el pasado y se aleje de él”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *