Donde está la Policía antirruido

Hugo López Morrobel

Este es el país con la mayor cantidad de leyes, que prácticamente regulan todo, pero desgraciadamente la mayoría no se cumplen bajo ningún aspecto, aunque sus violaciones sean de conocimiento de todos, increíblemente se hacen los chivos locos, ciegos, sordos y mudos, por lo cual quienes las violentan no sufren ningún tipo de consecuencias.

Uno de los organismos huérfanos en cumplir las leyes es la Policía Nacional, algo increíble en una sociedad democrática y organizada, porque en todas partes del mundo esa institución es la que tiene la máxima responsabilidad de aplicar penas a los violadores.

Desde hace más años en el sector Piantini, bares a cielo abierto tienen en ascuas hasta altas horas de la noche a todos los residentes , con ruidos estruendosos tanto de equipos de música, agregado a ello, los escándalos de los clientes que hartos de alcohol no respetan el derecho que tienen sus residentes a la tranquilidad de las noches y madrugadas.
Ese tipo de acciones solo se cometen en un país donde sus leyes se irrespetan olímpicamente, ante la mira cómplice de las autoridades, en este caso la Policía Nacional, con su inexistente departamento Antirruidos.

En decenas de oportunidades los desvelados vecinos se han comunicado con la Policía para hacer de su conocimiento la situación, pero en muy raras ocasiones se presentan, y las escasas veces que lo hacen, a los pocos minutos de su retirada, inmediatamente se reinicia la bulla insoportable con más fortaleza.

Quienes tienen la obligación de un horario laboral están hastiados y desesperados por la burla y la impotencia que a diario hay que soportar a los propietarios de los negocios de bebidas alcohólicas. ¡Qué impotencia ante tantas burlas en la misma cara de la población!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *