Duras exigencias que Marvel impone a sus actores

Aunque para los actores llegar a ser parte del universo de Marvel es un gran honor y la fama que llega a ellos es avasalladora, es cierto que existe un lado menos amable que pocos conocen.

De acuerdo con testimonios de actores que han sido parte de esta industria cinematográfica, los directivos de Marvel se toman tan en serio su labor que son extremadamente cuidadosos con la información que los actores manejan, muchas veces llegando a extremos de realizar tomas falsas para evitar cualquier tipo de filtración de las exitosas tramas que presentan en las pantallas.

Además, se dice que los directivos tienen un riguroso filtro para averiguar todo sobre los actores, desde su pasado hasta exigirles no trabajar con la competencia bajo ninguna excusa, así sea en papeles secundarios, esto fue revelado por Chris Hemsworth hace algunos años.

El caso más reciente que dejó expuestas las altas exigencias de Marvel fue el del actor Benedict Cumberbatch, quien hace unas semanas dio una entrevista con su techo como imagen principal porque está filmando la secuela de Dr. Strange y su imagen está embargada hasta el momento de la exhibición de la película.

“Estás viendo el techo porque no te puedo enseñar mi cara. Estoy rodando la nueva Dr. Strange y está todo completamente embargado. En fin. Solamente quería explicarte por qué estoy enfocando a este techo tan atractivo”, justificó.

Otro actor que reveló las imposiciones del universo de los superhéroes fue Idris Elba, quien aseguró que filmar películas para Marvel y tener otros proyectos era una “verdadera tortura”.

Según narró, estaba obligado a estar siempre disponible para volver a grabar escenas en caso de que los directores no estuvieran conformes con la calidad o el resultado, lo que puede tardar meses en cumplirse.

Otra inconfome fue Natalie Portman, quien buscó renunciar luego de que la directora Patty Jenkins saliera del trabajo de la cinta, sin embargo, se vio imposibilitada por motivos de contrato.

Además, ha trascendido que las exigencias de los directivos incluyen dar libretos hasta unos días antes de la grabación, donde están prohibidos los celulares o aparatos electrónicos, buscando la secrecía de los textos que contienen el destino de la saga.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *