Eficacia del Barcelona, reafirmación del Real Madrid

Ganador por su pegada en Girona (0-2) y sostenido por momentos por las paradas de Marc Andre Ter Stegen, incluso un balón que sacó bajo palos Gerard Piqué, el Barcelona descuenta una jornada y mantiene las diferencias: cinco puntos al Atlético y diez al Real Madrid, reafirmado contra el Espanyol (2-4).

El Atlético presiona y el Barcelona responde. Es una secuencia repetitiva en las últimas semanas en LaLiga Santander. Desde su empate en el estadio Wanda Metropolitano (1-1), el bloque azulgrana ha ganado sus ocho partidos en esta competición; el rojiblanco ha vencido seis de ocho, los tres más recientes sin interrupción.

Luis Alberto Tejeda

Desde la pegada venció el Atlético el sábado al Getafe (2-0), desde la misma cualidad superó el Barcelona la exigencia del Girona y Montilivi. En su primera ocasión, en el minuto 9, Nelson Semedo abrió el marcador; en la tercera, allá por el 68, Lionel Messi sentenció para mantener los cinco de puntos de distancia en la cima.

Entre medias, hubo unas cuantas ocasiones del Girona, una opción clarísima de Coutinho, también tres paradas de mérito de Ter Stegen, un balón despejado bajo palos por Gerard Piqué, la reclamación de un penalti de Jordi Alba sobre Christian Stuani y la doble amarilla a Bernardo en el minuto 51, que ya fue demasiada carga para el equipo local, competitivo pero sin la eficacia que sí demostró su rival.

Por detrás, tercero, aparece aún el Real Madrid, que reconstruye paso a paso su figura en esta Liga. Ya suma tres victorias seguidas y progresa de forma indudable. En ese sentido, su triunfo por 2-4 contra el Espanyol es una reafirmación. Fue incontestable desde el minuto 3, desde que Karim Benzema rompió el duelo con el 0-1.

El Real Madrid ganó con rapidez. En el minuto 15, Sergio Ramos, cambiado al descanso por un golpe en la rodilla, cabeceó el 0-2. Después respondió el Espanyol, por medio de Leo Baptistao, en el 25. ¿Había partido? No. Porque el Real Madrid, siempre superior, acomodó de nuevo su ventaja con el 1-3; el segundo gol de Benzema, sutil para poner la pelota en la red al borde del intermedio.

Luego reapareció Gareth Bale. No hay mejor forma de volver, entre las dudas constantes que generan su rendimiento y sus lesiones, que como lo hizo él. En el minuto 64 entró por Viniciuis, en el 67 anotó el 1-4, además con un movimiento estupendo dentro del área. Después fue expulsado Raphael Varane y Rosales hizo el 2-4, habilitado por la desatención en la línea del fuera de juego de Marcelo, suplente de inicio y en el campo desde minutos antes en lugar de Modric.

Por abajo, el Celta sigue en alerta. Al borde del descenso, pendiente del marcador del lunes del Rayo Vallecano, encadenó su quinta derrota, doblegado 2-1 por el Valladolid. Le remontó, incluso, el 0-1 de Pione Sisto. Lo hizo por medio de Óscar Plano y Keko Gontán en el segundo tiempo para saltar en la clasificación.

Un golpe más para el bloque celeste. “La gente que no esté preparada para soportar esta situación, a lo mejor no puede estar”, expresó Hugo Mallo, el capitán del Celta, en declaraciones a ‘Bein’ al término del choque, el sexto sin ganar del conjunto vigués.

Con la indudable merma que supone para él la baja por lesión de Iago Aspas -ha perdido sus cuatro últimos duelos ligueros sin él-, la situación es cada vez más comprometida para su segundo técnico en esta temporada, Miguel Cardoso. “No tengo tiempo para pensar si mi cargo está en peligro”, declaró mientras rebusca las soluciones.

Ya las ha encontrado el Athletic a las órdenes de Gaizka Garitano. Este domingo se impuso al Betis, con una maniobra tan buena primero como el gol inmediatamente posterior de Iker Muniain, que desniveló el choque ante un rival que sufre sus altibajos: un triunfo en sus últimos cinco encuentros o cuatro de 15 puntos.

Ni siquiera la expulsión de Óscar de Marcos, por una entrada sobre Sidnei, ya en el minuto 84, alteró la victoria del equipo bilbaíno, que aún no ha perdido con el cambio de técnico. Son cuatro victorias y tres empates. En las catorce primeras citas, el Athletic sólo había conseguido 11 puntos; en las siete con Garitano, 15.

En ese tramo, ha subido del decimoctavo al undécimo puesto, mientras crece su renta sobre el descenso, al que aventaja ya en dos victorias, y avista el ‘derbi’ del próximo sábado en Anoeta contra la Real Sociedad, que no pasó del empate en su casa con el Huesca (0-0). El equipo oscense no puntuaba fuera desde la segunda jornada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *