El alza en los precios

El alza en los precios

Frederich E. Bergés

A pesar de los estragos que aún está causando en el país la pandemia del Covid-19, se vienen llevando a cabo importantes niveles de reactivación económica en muchos sectores. Pero este intento de vuelta a la normalidad se está encontrado de frente un muro que tiene a consumidores, productores y comerciantes espantados.

Nos referimos a las alzas en los precios de bienes primarios y su reflejo sobre productos finales.

El principal motor detrás de estos aumentos en precios son varios, siendo el más relevante y obvio el precio del petróleo, algo que el país no controla. Mientras que en enero de este año el barril de petróleo denominado West Texas se cotizaba a US$55.34, hoy en día el futuro para entrega en julio próximo alcanza los US$77.77. Un aumento de US$18.43 el barril, que representa un 35 % de incremento con respecto al precio base de enero.

En segundo lugar, está el reabastecimiento de las cadenas de distribución mundial oferta, las cuales quedaron seriamente mermadas por la pandemia. Lo más notorio en esta cadena de suplidores ha sido el precio de los transportes de mercancías, registrándose aumentos en los fletes marítimos desde oriente de hasta más de un 200 %, coyuntura que se está viendo por igual en algunos fletes aéreos.

Estas situaciones se están reflejando en la construcción, alimentos y muchos otros bienes finales. Frente a ello la gran pregunta es si estos aumentos son coyunturales, cuyas alzas habrán de pasar rápidamente, y si los precios volverán a descender a los niveles que estábamos acostumbrados, o si serán permanentes. La respuesta es aún muy difícil de predecir.

Frente a estos hechos, la única estrategia revelada hasta ahora ha sido la de permitir mayores importaciones, donde por cierto continúan trabas como la de los registros sanitarios, anulando con ello el impacto del anunciado despacho aduanero en 24 horas. Mientras, tendremos que apretarnos los cinturones porque todas las predicciones son de que estos, más que alzas, son ajustes permanentes de precios, que difícilmente volverán a descender.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *