El candado, después del robo

El candado, después del robo

Hugo López Morrobel

Si Dios no mete sus manos, no será posible evitar el incremento de contagios de coronavirus que se ha venido produciendo en los últimos días en la República Dominicana, algo que no debe sorprender a nadie debido a la falta de controles de Salud Pública y a la creencia de una gran parte de la población de que están “inmunes” de ser contagiados.

Pero el caso más penoso está ocurriendo en los estadios de béisbol, donde miles de fanáticos están como “chivos sin ley”, a pesar de que los directivos de equipos se comprometieron a dar fiel cumplimiento a los requerimientos de las autoridades.

Pero como este “es un país especial”, habrá que esperar a que la “puerca tuerza el rabo”, para entonces, como ya es costumbre, “el dominicano pone candado después que le roban”.

Que siga la fiesta, pero debe ser con la suficiente responsabilidad, porque al fin y al cabo, para los dueños de equipos, su misión es hacer negocios , pero mucho con eso, que “puede salir más cara la sal que el chivo”.

RADARES.- Una lástima la partida intempestiva ayer del ex jugador dominicano Julio Lugo, quien hoy estaría cumpliendo 46 años de edad.

Lugo era uno de los jugadores con mejores relaciones con la prensa, al punto de que a la hora de su muerte formaba parte del programa La Semana Deportiva.

Durante 12 años militó en Grande Ligas, siendo su mejor temporada en 2005 con Tampa, con promedio de .295. Paz a los restos de este excelente ser humano…Todoparecía que el neerlandés Max Vestarppen ya tenía en sus msnos el título del campeonato de Fórmula Uno 2021, tras el GP de México, pero en Sao Paulo, Brasil, el inglés Lewis Hamilton la puso difícil al llevarse el premio, para reducir la ventana, cuando todavía restan tres carreras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *