El G20 homenajeó al personal médico en la primera línea del COVID-19 y prometió vacunar al 70 % de la población mundial en 2022

El G20 homenajeó al personal médico en la primera línea del COVID-19 y prometió vacunar al 70 % de la población mundial en 2022

Los líderes del G20 homenajearon al personal médico en la primera línea del COVID-19 al posar junto a trabajadores sanitarios en la tradicional foto de familia que dio por inaugurada la cumbre que se desarrolla en Roma.

Los jefes de Estado o de Gobierno del G20 se comprometieron a vacunar a al menos el 70 % de la población mundial en 2022, mediante el reparto del fármaco contra el coronavirus a países pobres, confirmaron fuentes de la cumbre.

Los distintos ministros de Sanidad y de Economía del foro de las 20 potencias del planeta ya adelantaron el viernes la intención de alcanzar este objetivo, propuesto por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El acuerdo pasa por vacunar al 40 % de la población mundial este mismo año y el 70 % para el 2022, tal y como ilustró en la apertura de la cumbre en Roma el primer ministro anfitrión, el italiano Mario Draghi.

Esto para lograr “planamente el objetivo de una verdadera y equitativa recuperación” y fue consensuado por todos los líderes reunidos en la cumbre, agregaron las fuentes.

Los líderes del G20 homenajearon al personal médico en la primera línea del COVID-19 (EFE/EPA/ROBERTO MONALDO)

Los líderes del G20 homenajearon al personal médico en la primera línea del COVID-19 (EFE/EPA/ROBERTO MONALDO)

En su primera jornada de debates, el G20 celebró un panel titulado “Economía y salud global” para afrontar soluciones a la crisis sanitaria provocada por el coronavirus en el último año y medio, una cuestión afrontada por todos los líderes en sus discursos.

Además “muchos” de ellos defendieron la necesidad de mantener una política “multilateral” en busca de esas soluciones.

Para alcanzar el objetivo, además de donar dosis a los países en vías de desarrollo, también se habló de la necesidad de aumentar la capacidad productiva y transferir tecnologías en zonas como África, también para prevenir crisis sanitarias futuras.

Italia, con la presidencia de turno del G20 este año, propuso reforzar los organismos mundiales sobre Sanidad para “suplir la coordinación insuficiente entre las autoridades sanitarias y financieras evidenciado durante la pandemia”.

Vista general de la cumbre (Brendan Smialowski/Pool vía REUTERS)

Vista general de la cumbre (Brendan Smialowski/Pool vía REUTERS)

“Moralmente inaceptable”

Los efectos devastadores del coronavirus, tanto humanos como económicos, centraron el menú de la reunión de este sábado, así como la deuda de los países más pobres, que exigen que las naciones desarrolladas dejen de acaparar las vacunas contra el COVID-19.

“En los países de renta alta, más del 70% de la población recibió al menos una dosis. En los países pobres, este porcentaje se reduce aproximadamente al 3%”, lamentó Draghi, para quien esto es “moralmente inaceptable”.

Tanto el chino Xi Jinping como el ruso Vladimir Putin pidieron por su parte a los líderes del G20 un “reconocimiento mutuo” de las vacunas producidas en sus respectivos países, según sus discursos retransmitidos por sendas televisiones estatales. “Todos los países que lo necesitan no pueden acceder a las vacunas” contra el COVID-19, aseguró el ruso.

Tras una previa el viernes marcada por la diplomacia del papa Francisco, las reuniones paralelas continúan este sábado, entre ellas sobre la reactivación del acuerdo nuclear con Irán entre los dirigentes de Francia, Alemania, el Reino Unido y Estados Unidos.

(Con información de EFE y AFP)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *