El juego más emotivo de Michael Jordan

El juego más emotivo de Michael Jordan

Jesús García|| @JessGar3023 

Luego del asesinato de James Jordan (padre de Michael Jordan) se generaron muchas polémicas sobre que pasaría con su Majestad Michael, seguiría jugando baloncesto luego de esa situación tan dolorosa? las respuesta salió del mismo jugador y anunció su retiro del baloncesto profesional, lo que generó una gran conmoción en todo el mundo, un jugador con tanto potencial y con muchos años por dar más espectáculos se retiraría.

La muerte de su padre significó una pérdida tan dolorosa que la única manera de mantener vivos esos momentos que pasó junto a él serían dedicado al béisbol, sin embargo esto no fue impedimento para que Jordan mostrara porque es el mejor jugador de todos los tiempos. El 18 de marzo de 1995, Michael Jordan anuncia su regreso a las canchas de baloncesto con su equipo los Chicago Bulls, luego de un tiempo jugando con el dorsal 45 Jordan logró poner a Chicago a ser el equipo más temible de todos.

Pero en las semifinales de conferencia fueron derrotados por los Orlando Magic, inmediatamente se puso en duda si Jordan podría llevar a los Chicago Bulls a coronarse campeones de la NBA. En la zafra Michael Jordan venía preparado para ganar el campeonato de la NBA, usando nuevamente su dorsal 23, al verse las caras nuevamente con Magic, Jordan pudo poner autoridad y dejar claro que él era el que mandaba, derrotaron a los Orlando Magic.

Pero su especialidad la dejaría para las finales, al enfrentarse a unos poderosos SuperSonics con Gary Payton y Shawn Kemp, Michael Jordan volvió a mostrar su grandeza y llevó a los Chicago Bulls a ganar el campeonato de la NBA, apenas terminó el último partido Michael Jordan tomó el balón y en el medio de la Cancha del United Center y lo abrazó con tanta fuerza de la emoción que sentía en ese momento, llorando logró homenajear a su padre, en una entrevista realizada minutos antes de la ceremonia de entrega del trofeo, le realizaron una entrevista a Michael preguntándole que se sentía ganar ese campeonato y si se comparaba con el primer campeonato, Jordan contestó que no podía expresarlo con palabras, y eso era lo que significaba su padre para él, “Desde el cielo él me ve y sabe que esto es por él” declaró Jordan.

Luego de la entrega del trofeo Jordan fue solo a los vestidores y tirado en el suelo lloraba por la partida de su padre, y el haber ganado el campeonato sin que él estuviera compartiendo dicho logro, el último juego de la final de 1996 contra Seattle SuperSonics fue el partido más especial para MJ.

Fuente : http://www.meridiano.com.ve

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!