El mercado de la carne vegetal seguirá creciendo al igual que su precio y esta es la razón

El mercado de la carne vegetal seguirá creciendo al igual que su precio y esta es la razón

La oferta de productos sucedáneos de carne se sigue diversificando mientras el sector busca ampliar su implantación orientándose no solamente a los consumidores veganos y vegetarianos.

El mercado de la carne de origen vegetal sigue creciendo rápidamente en Estados Unidos, ampliando el surtido de productos y el número de empresas presentes en el sector.

Las compañías Beyond Meat e Impossible Foods, cuyas hamburguesas vegetales gozan ya de éxito, están planeando reforzar su oferta con la introducción de ‘nuggets’ de pollo vegetales.

Beyond Meat anunció el lunes que sus nuevas tiras de pollo hechas a base de habas saldrán a la venta en octubre próximo, con Walmart, Jewel-Osco y Harris Teeter entre las primeras tiendas que las comercializarán, informa AP.

Mientras, Impossible Foods ha empezado este mes las ventas de sus ‘nuggets’ de pollo basados en soja en cadenas como Walmart, Kroger o Albertsons y espera hacerlo en 10.000 establecimientos para finales del año.

Mercado cada vez más competitivo

Pero estas dos compañías no serán los únicos fabricantes de sucedáneos de carne presentes en los refrigeradores de EE.UU.: más de 50 marcas de ‘nuggets’, tiras de pollo y chuletas ya se encuentran disponibles en las tiendas del país, según el Instituto Good Food, que rastrea a los productores de comidas de origen vegetal.

Algunas llevan produciendo carne vegetal desde hace décadas, pero el 15 % de esas marcas salieron al mercado en 2020 y su llegada refleja el desarrollo de un sector que ya no busca solamente orientarse a los veganos o vegetarianos, sino también a los omnívoros, ofreciéndoles sucedáneos saludables de sus comidas favoritas.

Así, las ventas de tiras de pollo y ‘nuggets’ congelados vegetales en EE.UU. subieron un 29 % hasta los 112 millones de dólares en las 52 semanas finalizadas el 28 de agosto, detalla la consultora Nielsen IQ. En el mismo período, las ventas de la versión tradicional de esos mismos productos crecieron el 17 % hasta alcanzar 1.100 millones de dólares.

A nivel internacional, se espera que las ventas minoristas de carne imitada crezcan el 2 % hasta las 4,6 millones toneladas entre 2021 y 2022, según la empresa analítica Euromonitor, mientras que las ventas de carne animal procesada se mantendrán estables en torno a las 18,9 millones de toneladas en el mismo período.

Factores de desarrollo
Casi un cuarto de los consumidores mundiales afirman estar limitando su consumo de carne por razones de salud, señala Euromonitor.

Las ventas de carnes vegetales estuvieron creciendo ya antes de la pandemia de covid-19, pero esta impulsó su consumo aún más motivado por la búsqueda de nuevos platos para cocinar en casa. Asimismo, los déficits de carne y los brotes de coronavirus registrados en fábricas procesadoras contribuyeron a esta revisión de hábitos alimenticios por parte de los consumidores.

Además de las razones éticas, religiosas y de salud, los sucedáneos de carne han sido promocionados por su contribución a la lucha contra el calentamiento global al sortear problemas medioambientales atribuidos a la cría de animales.

Precios y desafíos de producción
Los esfuerzos para reorientar a los consumidores hacia este tipo de productos, sin embargo, tropiezan con la brecha en los niveles de precios con respecto a los alimentos cárnicos tradicionales. Así, Beyond Meat ofrece 225 gramos de pollo vegetal por 5 dólares, mientras que el precio minorista de Impossible Foods es de 8 dólares por 380 gramos. Al mismo tiempo, 900 gramos de ‘nuggets’ de pollo convencionales de Tyson Foods cuestan 5,76 dólares en Walmart.

Además, se prevé un alza de los precios de las carnes hechas a base de guisantes, como, por ejemplo, las hamburguesas de Beyond Meat.

La causa de ello son las severas sequías que afectaron a las cosechas de Canadá este año, señala uno de los principales proveedores, la francesa Roquette, que tiene a Beyond Meat entre sus clientes. El grupo afirmó esta semana, citado por The Financial Times, que el sector de las proteínas vegetales «se enfrenta a una situación sin precedentes» por los desafíos de la disponibilidad de guisantes y advirtió que los aumentos de precios llevarán «inevitablemente a la transferencia de los costes al consumidor».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.