El Parlamento de Ecuador retoma el debate sobre la posible destitución de Guillermo Lasso

El Parlamento de Ecuador retoma el debate sobre la posible destitución de Guillermo Lasso

Se produce en el marco del paro nacional indefinido convocado por la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie).

La Asamblea Nacional (AN) de Ecuador retomó este martes el debate sobre la posible destitución del presidente del país suramericano, Guillermo Lasso.

El debate comenzó el pasado sábado 25 de junio tras una solicitud que hizo la bancada de la Unión por la Esperanza (Unes), en medio del paro nacional indefinido que se lleva a cabo en el país suramericano desde el pasado 13 de junio, convocado por la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie) y al que se han sumado otros colectivos sociales.

Unes sustentó su petición en el artículo 130 de la Constitución del país, que establece que el Parlamento puede destituir al mandatario en los siguientes casos:

  1. Por arrogarse funciones que no le competan constitucionalmente, previo dictamen favorable de la Corte Constitucional.
  2. Por grave crisis política y conmoción interna.

La petición se basa en el numeral 2 de ese artículo, luego de que el propio presidente Lasso, según Unes, reconoció en dos decretos emitidos durante el paro, en los que declara el estado de excepción en varias provincias, la existencia de una «grave conmoción interna».

Una vez que concluya el debate, se necesitarán los votos de las dos terceras partes, es decir, de 92 asambleístas, para concretar la destitución del presidente.

De momento, según las intervenciones de varias decenas de legisladores en el pleno, la medida es apoyada por parlamentarios de Unes y algunos del movimiento indigenista Pachakutik, mientras que es rechazada por el Partido Social Cristiano (PSC), la Izquierda Democrática (ID) y la Bancada Acuerdo Nacional (BAN).

Este mecanismo se conoce en Ecuador como «muerte cruzada», puesto que en caso de darse la destitución, en un plazo de siete días el Consejo Nacional Electoral (CNE) convocará para una misma fecha a elecciones legislativas y presidenciales anticipadas. Mientras, el vicepresidente asumirá la Presidencia de la República.

Este mecanismo también puede ser usado por el mandatario.

El artículo 148 de la Constitución da la facultad al presidente de disolver el Congreso.

En caso de hacerlo, también se convocarían elecciones legislativas y presidenciales anticipadas. 

El descargo del Ejecutivo

El sábado, durante el primer día del debate, intervino en nombre del mandatario, quien no asistió a la AN, el secretario jurídico de la Presidencia, Fabián Pozo.

El funcionario rechazó la solicitud de destitución de Lasso, argumentando que la medida «busca desestabilizar a los poderes constituidos y causar el caos, fabricando una crisis política».

Pozo añadió que el pedido de destitución «no tiene argumentos ni fundamentos» y quienes lo impulsan tienen como «único elemento probatorio» los dos decretos ejecutivos firmados durante el paro nacional.

Recordó que el primer decreto, el 455 fue revocado a inicios de la semana pasada y el segundo fue derogado minutos después de que la AN instaló la sesión para discutir la destitución.

Según el funcionario, esas medidas «fueron suficientes para retomar la paz y garantizar la seguridad de los ecuatorianos».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.