El Talibán bloquea accesos al aeropuerto

El Talibán bloquea accesos al aeropuerto

Talibanes cerraron ayer el aeropuerto de Kabul a los afganos que esperaban ser evacuados y la mayoría de los países de la OTAN retiraron sus tropas después de dos décadas en Afganistán, poniendo fin a un frenético puente aéreo que los líderes occidentales reconocieron que seguía dejando atrás a muchos de sus ciudadanos y aliados locales.

Estados Unidos, que dice que los vuelos continuos han evacuado a más de 100,000 personas desde que el Talibán se apoderó de Kabul el 15 de agosto, mantenía el puente aéreo antes del plazo de retirada fijado por el presidente Joe Biden para el martes.

Las fuerzas talibanes estaban ocupando algunas posiciones dentro del aeropuerto, listas para tomar el control pacíficamente mientras las estadunidenses partían, dijo el portavoz talibán Zabihullah Mujahid.

El Pentágono enfatizó que los talibanes, que ahora controlan Afganistán, no tenían el control de ninguna operación en el aeropuerto.

Fuera de éste, los insurgentes desplegaron más elementos para evitar que se reunieran multitudes después de un devastador ataque suicida dos días antes.

Se instalaron más retenes en los caminos que conducen al aeropuerto, algunos por combatientes talibanes uniformados y equipados con vehículos Humvees y gafas de visión nocturna que les decomisaron a las fuerzas de seguridad afganas.

En el recinto aeroportuario de Kabul todavía hay unas 5,400 personas esperando subirse a un avión, dijo el general estadunidense Hank Taylor, precisando que las evacuaciones se mantendrán “hasta el último momento”.

BIDEN ADVIERTE NUEVO ATENTADO DE INSURGENTES
El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, advirtió ayer que un nuevo ataque contra el aeropuerto de Kabul es “muy probable” en “las próximas 24 a 36 horas”, y comentó que el bombardeo estadunidense que mató a dos integrantes del grupo Estado Islámico no será “el último”.

La situación en el lugar sigue siendo extremadamente peligrosa y la amenaza de un ataque terrorista en el aeropuerto sigue siendo alta”, escribió el presidente de Estados Unidos en un comunicado tras reunirse con sus asesores militares y de seguridad.

Nuestros comandantes me informaron que era muy probable que se produjera un ataque en las próximas 24 a 36 horas”.

El ataque suicida del jueves, que mató a 169 afganos y 13 soldados estadunidenses, fue obra del Estado Islámico en Khorasan (EI-K).

Dije que perseguiríamos al grupo responsable del ataque a nuestras tropas y civiles inocentes en Kabul, y lo hicimos”, afirmó Biden en su declaración.

-AFP

ULTIMARON A 2 PIEZAS CLAVE DEL EI
En el ataque del viernes por la noche, Estados Unidos mató a dos importantes cargos del grupo yihadista Estado Islámico (EI) en Afganistán con un dron, informó el Pentágono.

Puedo confirmar que dos objetivos importantes de EI murieron y otro fue herido” en el ataque lanzado desde fuera de Afganistán, dijo el general estadunidense Hank Taylor.

El portavoz del Pentágono, John Kirby, se negó a explicar si los blancos del ataque estuvieron directamente involucrados en el atentado del jueves en el aeropuerto, que mató a 169 afganos y 13 soldados estadunidenses.

Son organizadores y operadores del EI-K, esa es razón suficiente”, respondió el portavoz en una conferencia de prensa.

Este atentado fue reivindicado por el grupo Estado Islámico en Khorasan (EI-K), la rama de la organización que opera en Afganistán y Pakistán.

Después del ataque de Kabul, la crisis más grave de la presidencia de Joe Biden, el mandatario estadunidense prometió represalias.

El ataque fue el golpe más mortífero contra el ejército estadunidense en Afganistán desde 2011.

El Pentágono dio a conocer la identidad de los 13 militares muertos en el ataque del jueves.

De ellos, cinco tenían 20 años, la duración de la guerra más larga llevada a cabo por Estados Unidos, iniciada en 2001 en Afganistán.

La Casa Blanca dijo que los próximos días probablemente serán los más peligrosos de la operación de evacuación.

-AFP

CIENTOS EXIGEN LA REAPERTURA DE LOS BANCOS
Cientos de personas salieron ayer a las calles de Kabul para protestar contra el cierre de los bancos y los mercados de cambios de divisa, medida que rige en la capital afgana por orden del talibán.

La capital atraviesa un momento crítico de liquidez. En una de sus primeras decisiones tras su entrada en la capital, el talibán ordenó el cierre de las instituciones bancarias y de estos puntos de intercambio, para evitar el desplome de la moneda afgana y la fuga masiva de capitales.

Los ciudadanos aguardan impacientes para poder sacar su dinero, según testigos del medio afgano Khaama Press. Incluso China se ha quejado ante la imposibilidad de sacar sus inversiones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *