En Educación han cancelado 39 mil 500 empleados en tres meses revela Antonio Domínguez gerente general de (Coopnama)

En Educación han cancelado 39 mil 500 empleados en tres meses revela Antonio Domínguez gerente general de (Coopnama)

La cantidad de cancelados hasta la fecha fue confirmada por el gerente general de la Cooperativa Nacional de Servicios Múltiples los Maestros (Coopnama), Antonio Domínguez

Las cancelaciones de empleados administrativos registradas en los últimos tres meses en el Ministerio de Educación ascienden a 39,500, lo que continúa generando consternación a nivel nacional e internacional, debido a que se trata de empleados de escasos recursos que quedan sin su sustento, en medio de una pandemia y en la víspera de las festividades de Navidad y Año Nuevo.

La cantidad de cancelados hasta la fecha fue confirmada a DL por el gerente general de la Cooperativa Nacional de Servicios Múltiples los Maestros (Coopnama), Antonio Domínguez.

Éste detalló: “Se han registrado 39,500 desvinculaciones de socios por parte del Ministerio de Educación, lo que representan aproximadamente el 46 por ciento de nuestros socios administrativos”.

Afirmó que eso constituye un impacto de una reducción drástica de ingresos mensuales de unos 450 millones de pesos, que se reflejará en la reducción de los excedentes. Precisó que varios proyectos no podrán ser desarrollados como habían proyectado.

El integrante de la corriente Magisterial Eugenio María de Hostos, del Partido de la Liberación Dominicana (PLD), explicó que nunca en la historia de la Coopnama se había registrado un acontecimiento como ese, pero argumenta que gracias a los ingresos que tiene esa cooperativa podrán enfrentarlo.

“Va a ser un impacto extraordinario. El mayor de los impactos en los últimos 15 años. Es un hecho sin precedentes porque la cantidad de desvinculados que se tiene proyectados no se había proyectado nunca”. Analizó.

Se refirió a que se tiene proyectado que será desvinculados el 85 % de los empleados administrativos. Dijo que existen unos 85 mil socios que son empleados administrativos y en total 185 mil socios. “Imagínese lo que eso representa”, analizó.

Explicó que la cooperativa tiene un plazo de tres meses para determinar si tienen que devolver los recursos a los empleados luego de establecer el dinero adeudado por estos.

“En el caso de que los desvinculados tengan un resultado positivo a su favor dimos las instrucciones de que no tengan que esperar ese plazo porque no los vamos a victimizar dos veces”, afirmó.

Precisó que en principio el Minerd no les había remitido el listado de los desvinculados por lo que no podían proceder a tramitar sus “liquidaciones”.

Aclaró que las prestaciones laborales de los empleados del Minerd “no se tocan” y que en el caso de que sus compromisos financieros excedan sus ahorros existe una reserva de estabilización que cubre esas deudas.

En un audio, obtenido por DL el director legal del Minerd, César Ruiz, le dice a un grupo de cancelados que su personal llevaba días trabajando, incluyendo el fin de semana, hasta la madrugada, para elaborar las certificaciones de los empleados cancelados. “Usted me dice que le entregue su certificación y a los que están aquí. Para mí sería un éxito hacer eso. Lo que pasa es que yo tengo 177 cajas que se van a distribuir en los 18 distritos regionales”, explicó.

Les pidió disculpas a los desvinculados porque han tenido que ir varias veces al Minerd y les aseguró que al día de hoy todos los que soliciten sus certificaciones las van a tener.

Argumentó que para respetar “su dignidad humana” no quería tenerles haciendo filas afuera del Minerd, por lo que les pidió retirarse. También les indicó que luego de tener sus certificaciones, en la segunda semana de enero deberán volver al Minerd, luego al Ministerio de Administración Pública y otra vez al Minerd por sus prestaciones. Ve sin sentido esas trabas burocráticas.

Condena internacional

La problemática ha causado indignación a nivel internacional. Ayer, la secretaria general de la Internacional de Servicios Públicos (ISP), Rosa Pavanelli, remitió una carta al presidente Luis Abinader en la que deplora “con absoluta tristeza y estupor” las noticias sobre cancelaciones masivas en el Minerd. La representante de la federación sindical que agrupa a más de 700 sindicatos en 154 países consideró una tremenda injusticia y algo inhumano los despidos masivos en medio de una pandemia y a pocos días de la Navidad.

CNUS pide ante CNE detener cancelaciones

“Se han registrado 39,500 desvinculaciones por parte del Minerd, casi el 50 por ciento de nuestros socios administrativos”

La Confederación Nacional de Unidad Sindical (CNUS) pidió ayer durante una reunión del Consejo Nacional de Educación (CNE) que se detengan las cancelaciones masivas en el Minerd.

Estanislao Castillo Reinoso, en representación del CNUS y de la Federación de Servidores Públicos (Fedosep) informó a DL que pidió al ministro de Educación, Roberto Fulcar, tomar en cuenta que se trata de personas humildes. Solicitó que se les mantenga el seguro médico y que sean incluidos en el programa FASE.

Informó que advirtió a las autoridades educativas que las centrales sindicales seguirán “peleando” por que esas personas sean repuestas en sus cargos. Recordó que esas desvinculaciones se produjeron en medio de la pandemia del COVID-19 y que ha “amargado” la Navidad a miles de familias.

“La respuesta del ministro Fulcar es que en el 2004 fueron desvinculadas 97 mil personas y que es algo normal cuando llega un gobierno”, explicó. Al respecto dijo que no cree que se hayan registrado tantas cancelaciones ni que sea normal “una venganza”.

Recordó que los gremialistas han logrado conquistas con sus demandas y aunque explicó que Fulcar argumentó que no hay embarazadas ni enfermos de COVID-19, Castillo Reinoso dijo que en el CNUS saben que hay personas canceladas en esas situaciones.

DL entrevistó ayer a varias cancelados del Minerd que se encontraban en la Coopnama. Arelis Degollado, dijo que tiene 4 meses de embarazo y fue cancelada. Aunque es psicóloga era conserje en la Escuela Ramón de Jesús, en Sabana Grande de Boyá. Tenía 11 años trabajando ahí y ganaba 10 mil pesos.

Otra cancelada, Ana Quisqueya Jerez, de 63 años, dijo que ya por su edad “no le van a contratar en ningun otro lugar”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *