En Jaque Mate

En Jaque Mate

/ Artículo Opinión Jesús Antonio Fernández Olmedo

Es probable que China esté en la cúspide del control económico y también de otros aspectos del mundo global ya que en este momento la economía está por encima del ser humano y este es un esclavo de «Juno Moneta».

Hay un cataclismo global también que nos amenaza como nunca hubo en nuestra especie y que se va acercando cada vez más a nuestras vidas cotidianas y eso merece por tanto una especial atención y este no es solo de la pandemia y ponte o no la vacuna o la mascarilla sino que es un todo : creciente armamentismo, desastre ecológico , guerras climáticas y virtuales, amenaza no disipada de guerra nuclear antes o después estamos ante un cercano jaque mate a la especie humana.

¿ Sería la sexta gran extinción?  De la vida no deberíamos preocuparnos ya que esta no tiene prisa y se puede regenerar millones de años después de una caída de un meteorito o bien de la caída de cabezas nucleares.

La vida es la que siempre ha buscado y busca la evolución y el crecimiento sin importarle en demasía que hacemos nosotros, los últimos recién llegados.

Debemos cada uno de nosotros tomar conciencia rápido.

En cuanto a la vacunación actual deberíamos de preparar un » Manual para Altos Cargos» y sus consecuencias.

Los celadores sanitarios son los que nunca salen y son esenciales ya que lo digo porque esta palabra les gusta mucho decirla últimamente.

La actitud del mundo hebreo ante Palestina es de destacar ya que ultima lo que hemos comentado en unos párrafos mas arriba de la peligrosidad del momento actual en cuanto a su falta de solidaridad con el mundo palestino con respecto a la aplicación de la vacuna. 

El lema de «sálvese quien pueda» no es la salida ya que no vemos dónde está el enemigo real.

No disponemos todavía de una aplicación tecnológica que nos permita salir de este planeta , estamos todos encerrados en él , ricos , pobres , listos y torpes.

No se salva nadie.

En Portugal 6 de cada 10 votantes han decidido abstenerse de la votación, esto demuestra la gravedad de la situación de las «democracias» occidentales.

No sé a qué estáis esperando , solo queda que cada uno se ponga manos a la obra y aporte creatividad, esfuerzo y cooperación para reconstruir o bien crear un nuevo mundo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *