Entumecimiento de manos: ¿por qué sucede?

Entumecimiento de manos: ¿por qué sucede?

El entumecimiento de manos puede ser a causa de una situación simple, como el frío, o ser síntoma de una enfermedad grave. Te explicamos lo que debes saber.

Entumecimiento de manos: ¿por qué sucede?

El entumecimiento de manos es una sensación frecuente que resulta desagradable. Consiste en que esta zona del cuerpo se vuelve rígida o poco flexible. Además, suele acompañarse de hormigueo.

Es una causa usual de consulta al médico. El problema es que su origen es muy variado, por lo que puede resultar complejo llegar a un diagnóstico correcto. En este artículo te explicamos todo lo que debes saber sobre el entumecimiento de manos y cuál es su etiología más típica.¿En qué consiste el entumecimiento de manos?

El entumecimiento de manos, como hemos explicado, es una alteración de la sensibilidad y del movimiento de esta parte del cuerpo. Se distorsiona el sentido del tacto y resulta un inconveniente mover los dedos.

En muchas ocasiones, además de hormigueo, se acompaña de ardor o de cosquilleo. Depende de cuál sea la causa, se localizará solo en los dedos, en una sola extremidad o en ambas.

Un motivo de entumecimiento de manos puede ser el frío, lo que es bastante usual y no suele conllevar ninguna consecuencia. Sin embargo, según un estudio realizado en Suecia, la patología que lo ocasiona con más frecuencia es el síndrome del túnel carpiano. Esta investigación explica que 1 de cada 5 personas que experimentan este síntoma es probable que sea debido a dicho síndrome.

Mano con síndrome del túnel carpiano.
El síndrome del túnel carpiano es la causa más frecuente de entumecimiento de manos.

Causas del entumecimiento de manos

El entumecimiento de manos puede estar causado por multitud de situaciones. Se produce por una lesión sobre los nervios (por ejemplo, porque estén comprimidos o lesionados) que inervan el miembro superior o por patologías sistémicas que repercuten allí.

Sin embargo, también es posible que la alteración esté en el cerebro o en la médula espinal, ya que son dos órganos que coordinan tanto la sensibilidad como la motricidad. No obstante, estas lesiones suelen ser más graves y asociarse a síntomas evidentes o incapacitantes.

Las enfermedades metabólicas e infecciosas, al igual que ciertos tratamientos médicos, también derivan en esta situación. En los siguientes apartados explicaremos de manera más detenida cuáles son las principales causas del problema.

Afecciones del cerebro y del sistema nervioso

Cualquier patología que afecte al sistema nervioso, en el caso que dañe un área relacionada con las manos, puede provocar entumecimiento de las mismas. Por ejemplo, el síndrome de Guillain-Barré. Es un trastorno en el que el propio sistema inmune ataca a las células de los nervios.

Según un estudio publicado en la Revista de posgrado de la VIa Cátedra de Medicina, el entumecimiento de manos es uno de sus síntomas diagnósticos. La espondilosis cervical también se relaciona con esto, ya que consiste en un desgaste de los discos intervertebrales, de donde parten los nervios que se dirigen a las extremidades.

Lesiones por trauma o por uso excesivo

En esta categoría encontramos el síndrome del túnel carpiano que señalamos al principio. Es una patología en la que se comprime el nervio mediano, el que sigue un trayecto desde el antebrazo hasta los dedos. Esto provoca que haya dolor en la muñeca, entumecimiento, calambres y hormigueos.

Aunque es la principal causa, hay otros síndromes y lesiones que también lo originan. Por ejemploel síndrome del túnel cubital, en el que el nervio comprimido es distinto. Lo mismo sucede con los daños del plexo braquial tras un accidente.

El mecanismo final termina en una vía común que es el apretamiento o compresión. El cerebro interpreta de manera errónea las señales que provienen de las neuronas comprimidas y envía indicaciones de hormigueo, dolor y hasta parálisis hacia las manos.

Enfermedades infecciosas que causan entumecimiento de manos

La enfermedad de Lyme es una infección que se produce por la picadura de ciertas garrapatas. Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, cuando el tratamiento no se instaura a tiempo es frecuente que aparezca entumecimiento de manos.

Otra patología de causa infecciosa que puede causar este síntoma es la sífilis. Ocurre algo similar que en la enfermedad anterior. Cuando se demora el tratamiento, produce daños en el sistema nervioso por evolución de los signos.

Trastornos crónicos

Existen muchas enfermedades que, a lo largo de su curso, acaban dañando los nervios. Con ello, el resultado final es la alteración de la sensibilidad y de la motricidad. La diabetes es una de las más importantes y frecuentes. Produce la llamada neuropatía diabética que, según la Universidad de California, se asocia con entumecimiento de manos.

El consumo de alcohol, la amiloidosis y la esclerosis múltiple también son procesos cronificados que repercuten en los miembros superiores. Si bien es cierto que el cáncer en sí no es la etiología más usual de este signo, el tratamiento quimioterápico constituye una combinación de fármacos con este efecto adverso.

Mujer con dolor de muñeca.
Entre las causas menos frecuentes de entumecimiento de manos están los gangliones y las vasculitis.

Otras posibles causas del entumecimiento de manos

Un dato anecdótico lo constituyen los gangliones. Estos son quistes que aparecen con frecuencia en las articulaciones, por ejemplo en la muñeca. Si crecen demasiado o presionan un nervio cercano, culminarán en el efecto de entumecimiento.

Por otro lado, las vasculitis actúan reduciendo el flujo de sangre a la palma de la mano y a los dedos. Las vasculitis son inflamaciones de las paredes de las arterias que reducen el calibre de las mismas. Al llegar menos oxígeno a los tejidos, los mismos reaccionan con signos de daño.

¿Cuándo consultar?

Si notas entumecimiento de manos, es esencial que acudas al médico. Él deberá realizarte una exploración física y las pruebas complementarias pertinentes para alcanzar el diagnóstico.

Como hemos visto, las causas son variadas, por lo que es posible que en un primer instante no haya una resolución clara. Llevará una serie de abordajes el hecho de concretar una denominación para el trastorno que te aqueja. Pero debes quedarte tranquilo, ya que la mayoría de las veces son causas solucionables.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *