Esta empresa podría adueñarse del mercado chino tras los boicots a Nike y Adidas

Esta empresa podría adueñarse del mercado chino tras los boicots a Nike y Adidas

Actualmente, la empresa cuenta con más de 12.000 tiendas en China y controla el 15 % del mercado de ropa deportiva en ese país, mientras que Nike y Adidas controlan el 23 % y el 20 %, respectivamente.

Anta Sports, una marca china de ropa deportiva a menudo llamada ‘la Nike de China’ podría sacar provecho de la precaria situación que enfrentan actualmente en el país sus competidores extranjeros Nike y Adidas, informa Fortune.

Desde marzo pasado, varias marcas de ropa occidentales han sido víctimas de boicots y fuertes críticas por parte de la población y de funcionarios del Gobierno de China, ya que afirmaron que dejarían de usar algodón chino en sus fábricas por la presunta opresión de la minoría musulmana de etnia uigur en la región autónoma de Xinjiang, la mayor productora de algodón del país. Sin embargo, mientras las marcas occidentales se hundían, la empresa local de ropa deportiva Anta Sports anunciaba que seguiría adquiriendo algodón producido en Xinjiang y veía un crecimiento constante del precio de sus acciones.

«Al alinearse con la política nacional, Anta tiene mucho que ganar en los mercados nacionales y poco que perder en el extranjero», señala John Zhang, director del Wharton China Center de la Universidad de Pensilvania.

Sin embargo, otros expertos opinan que las actuales circunstancias son pasajeras y que Anta no podrá sacarle mucho provecho.

«Es poco probable que Anta coma demasiado del pastel de Nike», dijo Mark Tanner, director gerente de China Skinny, una firma de investigación de consumidores en Shanghái.

Anta abrió sus puertas en 1991 como un pequeño taller de zapatillas deportivas. Durante la próxima década, mientras aumentaba constantemente el interés de China por la ropa deportiva, también crecía el negocio de Anta, cuyo principal atractivo era el precio de sus zapatillas, aproximadamente un tercio de lo que cobraban Nike y Adidas.

Sin embargo, hacia mediados de la década pasada esto empezó a darle fama de «marca de baja calidad», porque el consumidor consideraba que el precio y la calidad siempre eran directamente proporcionales.

Para remediarlo, Anta lanzó una exitosa campaña de ‘marketing’ bajo el lema «No puedes ponerle precio a la capacidad», que mostraba a estrellas de la NBA usando zapatillas de la compañía. Ello enviaba el mensaje de que, si esas zapatillas económicas eran lo suficientemente buenas para los mejores jugadores de baloncesto del mundo, también lo eran para los niños y jóvenes en los patios de recreo de China.

Actualmente, Anta cuenta con más de 12.000 tiendas en el país y controla el 15 % del mercado de ropa deportiva en China, mientras que Nike y Adidas controlan el 23 % y el 20 %, respectivamente. Desde el año 2019, Anta es la tercera empresa de ropa deportiva más grande del mundo por ingresos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *