Estados Unidos autorizó la reanudación del uso de las vacunas contra el COVID-19 de Johnson & Johnson

Estados Unidos autorizó la reanudación del uso de las vacunas contra el COVID-19 de Johnson & Johnson

El uso del inmunizante había sido pausado en el país el 13 de abril tras registrarse una serie de casos de trombosis cerebral en mujeres vacunadas. La medida había sido sugerida horas antes por un panel independiente de expertos.

Los Centros para la Prevención y Control de Enfermedades (CDC, en inglés) y la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de Estados Unidos autorizaron este viernes reanudar la administración de la vacuna contra la covid-19 de Janssen, filial de Johnson & Johnson, tras una pausa por la detección de varios casos de trombosis.

La medida tuvo lugar pocas horas después de que un comité asesor de expertos los CDC -que también han evaluado la seguridad de las vacunas previo a su autorización inicial- así lo recomendara.

“La vacuna covid-19 de Janssen está recomendada para las personas de 18 años o más en la población estadounidense en virtud de la autorización de uso de emergencia de la FDA”, dijo el grupo convocado por los CDC.

Los 15 expertos del Comité Asesor sobre Prácticas de Inmunización (ACIP, en inglés) de los CDC se pronunciaron mayoritariamente a favor de dicha recomendación en una votación, en la que 10 apoyaron retomar la vacunación con ese suero, frente a 4 que se opusieron y una abstención.

Según los datos presentados el viernes, de 3.9 millones de mujeres que recibieron la vacuna Johnson & Johnson, 15 desarrollaron coágulos sanguíneos graves y tres murieron.

La mayoría de esas mujeres, 13 de las 15, tenían menos de 50 años. Durante la reunión, uno de los expertos mencionó que puede haber casos potenciales en hombres vacunados afectados, aunque todavía no se han confirmado y se están estudiando.

Pese a dar luz verde, señalaron que la vacuna debería ir acompañada de una advertencia sobre posibles riesgos para la salud.

La recomendación de ACIP debe ser ahora firmada por la directora de los CDC, Rochelle Walensky, antes de que la Administración de Alimentos y Fármacos (FDA, en inglés) se encargue de efectuar cualquier modificación en el etiquetado de la vacuna de J&J.

En la reunión del comité participaron representantes de J&J, que antes de la votación afirmaron que habían acordado con la FDA añadir al etiquetado un aviso de que se puede sufrir el riesgo de coágulos de sangre.

El martes, la Agencia Europea del Medicamento (EMA) dijo que había encontrado una posible relación entre la vacuna y los raros problemas de coagulación de la sangre en adultos que recibieron dosis en Estados Unidos, pero añadió que los beneficios de la inyección superan los riesgos.

Los nuevos casos de Oregon y Texas que se conocieron en la prensa

Una de ellas es una mujer de Oregon, de unos 50 años, quien recibió la vacuna antes de que se emitiera la orden de pausar el inoculante, informaron las autoridades sanitarias del estado en un comunicado.

Desarrolló “un raro pero grave coágulo sanguíneo en las dos semanas posteriores a la vacunación”, observado en combinación con plaquetas muy bajas, añadió la Autoridad Sanitaria de Oregón.

Por otra parte, una mujer de Texas que recibió la vacuna de Johnson & Johnson ha sido hospitalizada por síntomas similares a los de seis personas que recientemente sufrieron coágulos sanguíneos tras recibir la inyección en Estados Unidos, dijo un portavoz de la agencia sanitaria de Texas.

Ambos estados confirmaron que los nuevos casos eran independientes de los seis incidentes anteriores.

Con información de AFP y EFE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *