Expertos definen en juicio la personalidad de Nicolás Zepeda: «Tiene una tendencia a intentar manipular a los demás»

Expertos definen en juicio la personalidad de Nicolás Zepeda: «Tiene una tendencia a intentar manipular a los demás»

Este viernes se llevó a cabo en la ciudad francesa de Besançon la novena audiencia del juicio contra Nicolás Zepeda, acusado de asesinar y desaparecer a la joven Narumi Kurosaki. Esta vez testificaron ante el tribunal un psiquiatra y una psicóloga que tuvieron la oportunidad de entrevistar al chileno, a quien definieron como una persona narcisista y que busca «manipular a los demás».

El primero en dar su testimonio fue el psiquiatra Jean Canterino, quien interrogó a Zepeda el 7 de agosto de 2020. En esa línea, el profesional afirmó que el acusado «tiene una forma de responder a las preguntas de forma muy compleja aunque sean muy sencillas», lo que «se hace de manera consciente o para no confundir al interlocutor», según reportó Franceinfo.

«Podemos tener la impresión de tratar con una persona que nos manipula o que intenta hacerlo», remarcó.

Consultado en este punto por la abogada de la familia Kurosaki, Sylvie Galley, el doctor Canterino explicó que «la mayoría de las veces, el manipulador manipulará en otro lugar, cuando su interlocutor se le resista. Pero a veces esto conduce a fenómenos de acoso. Y a veces incluso de violencia», para luego remarcar que «muy claramente» el acusado tiene una «tendencia a intentar manipular a los demás».

El profesional, por otro lado, definió a Nicolás Zepeda como un joven con un nivel intelectual superior al promedio y que no presentaba patología psiquiátrica alguna. En esa línea, al ser consultado de cómo alguien como él pudo haber cometido un crimen como el que se le imputa, el médico remarcó que «hay problemas con el nivel del sentido de los límites, y el respeto por los demás».

Narcisista

Luego fue el turno de la psicóloga Clara Cavignaux, que vio a Zepeda el 7 de noviembre de 2020. En el encuentro, la profesional destacó que no vio «ninguna demostración ansiosa» por parte del acusado, algo que le llamó la atención considerando que se encontraba encarcelado.

En su diagnóstico, la psicóloga coincide con las apreciaciones del psiquiatra Canterino, asegurando que Zepeda es alguien que responde de manera bastante complicada, con «nociones abstractas». Asimismo, identificó una noción de superioridad en el habla, ausencia de frustración y un carácter narcisista.

De esta forma, lo definió como un «individuo muy locuaz, lo suficientemente hábil para llevar a su interlocutor a donde quiere. Marcada búsqueda de control, de sí mismo y de los demás. Tendencia a lo que se llama dominancia social».

La psicóloga también identificó una «probable falta de empatía, frialdad emocional, estrategia, búsqueda de poder y falta de consideración por los demás», además de una «poca tolerancia a la frustración».

Cavignaux también pudo hablar con el acusado sobre su relación con Narumi Kurosaki y por las versiones que lo definen como alguien muy celoso: «Él no habla de celos, más bien encontramos una propensión a la ira cuando se siente disminuido«.

Tras la intervención de los expertos, Nicolás Zepeda intervino en la audiencia. El chileno calificó como «una situación un poco extraña» la de recibir un reporte sobre él. Asimismo, remarcó que lleva un año recibiendo apoyo psicológico en el centro de detención preventiva de Besançon.

El juicio se retomará el próximo lunes 11 de abril con los alegatos de la parte querellante, los requerimientos del Ministerio Público y después los argumentos de la defensa de Zepeda. El proceso finalizará el martes, instancia en la que se leerá el veredicto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.