filtraron imágenes de torturas en una cárcel iraní que alberga a prisioneros políticos y extranjeros

filtraron imágenes de torturas en una cárcel iraní que alberga a prisioneros políticos y extranjeros

Hackers publicaron los videos para denunciar las condiciones en las que se encuentran los reclusos en la prisión iraní y llamar la atención de la comunidad internacional

El guardia en una sala de control en la famosa prisión de Evin en Irán se pone de pie cuando, uno por uno, los monitores frente a él parpadean repentinamente y muestran algo muy diferente a las imágenes de vigilancia que había estado viendo.

“Ciberataque”, parpadean los monitores. Otros guardias se reúnen alrededor, sosteniendo sus teléfonos móviles y filmando o haciendo llamadas urgentes. “Protesta general hasta la libertad de los presos políticos”, reza otra línea en las pantallas.

Una cuenta en línea, supuestamente de una entidad que se describe a sí misma como un grupo de piratas informáticos, compartió imágenes del incidente, así como partes de otros videos de vigilancia que se incautaron, con la agencia AP. Los presuntos piratas informáticos dijeron que la publicación de las imágenes fue un esfuerzo por mostrar las sombrías condiciones en la prisión, conocida por tener presos políticos y personas con vínculos en el extranjero que a menudo se utilizan como moneda de cambio en las negociaciones con Occidente.

En una parte de la grabación, un hombre rompe el espejo del baño para intentar abrirse el brazo. Los prisioneros, e incluso los guardias, se golpean entre sí en escenas capturadas por cámaras de vigilancia. Los reclusos durmiendo en habitaciones individuales con literas apiladas tres contra las paredes, envolviéndose en mantas para mantenerse calientes.

“Queremos que el mundo escuche nuestra voz por la libertad de todos los presos políticos”, decía un mensaje de la cuenta a la AP.

Momento en el que un guardia de seguridad se da cuenta de que el sistema de la cárcel fue hackeado (Foto: AP)Momento en el que un guardia de seguridad se da cuenta de que el sistema de la cárcel fue hackeado 

Sin embargo, varios incidentes vergonzosos de piratería informática han golpeado a Irán en medio de las tensiones en curso por su programa nuclear y mientras las conversaciones con Occidente sobre la reactivación del acuerdo atómico entre Teherán y las potencias mundiales permanecen en suspenso.

Cuatro ex prisioneros en Evin, así como un activista de derechos humanos iraní en el extranjero, han dicho a la AP que los videos se asemejan a áreas de la instalación en el norte de Teherán. Algunas de las escenas también coincidían con fotografías de la instalación tomadas previamente por periodistas, así como imágenes de la prisión como se ve en las fotos satelitales a las que tuvo acceso la AP.

Las imágenes también muestran filas de máquinas de coser que usan los presos, una celda de confinamiento solitario con un inodoro en cuclillas y áreas exteriores de la prisión. Hay imágenes del patio de ejercicios al aire libre de la prisión, los baños de los presos y las oficinas dentro de las instalaciones.

Gran parte del video tiene marcas de tiempo de 2020 y este año. Varios videos sin el sello muestran a los guardias con mascarillas, lo que indica que llegaron en medio de la pandemia de coronavirus.

Guardias arrastran a un prisionero (Foto: AP)Guardias arrastran a un prisionero 

Aunque no hay sonido en los videos, hablan del sombrío mundo al que se enfrentan los prisioneros en las instalaciones. Una secuencia muestra lo que parece ser un hombre demacrado arrojado de un automóvil en el estacionamiento y luego arrastrado por la prisión. Otro muestra a un clérigo bajando las escaleras y pasando junto al hombre, sin detenerse.

En otro video, se ve a los guardias golpeando a un hombre con uniforme de prisionero. Un guardia le da un puñetazo a un prisionero en una celda. Los guardias también luchan entre ellos, al igual que los prisioneros. Muchos están hacinados en celdas de una sola habitación. Nadie usa mascarilla.

La cuenta que compartió los videos con AP se llama a sí misma “La justicia de Ali”, una referencia al yerno del profeta Mahoma, quien es venerado por los chiítas. También se burla del líder supremo de Irán, Ali Khamenei, el principal referente de los sunitas.

Afirman tener “cientos” de gigabytes de datos de lo que describieron como un hackeo realizado hace varios meses. No respondieron preguntas sobre quién estuvo involucrado en la filtración.

Guardias golpean a un prisionero (Foto: AP)Guardias golpean a un prisionero 

La cuenta relacionó el momento de su filtración con la reciente elección del presidente iraní Ebrahim Raisi, un acólito de línea dura de Khamenei involucrado en la ejecución de miles de personas en 1988 al final de la guerra Irán-Irak.

“La prisión de Evin es una mancha en el turbante negro y la barba blanca de Raisi”, decía también el mensaje en las pantallas de la sala de control de la prisión.

Irán, sancionado por Occidente, se enfrenta a dificultades para conseguir hardware y software actualizados, y a menudo depende de sistemas electrónicos o sistemas más antiguos fabricados en China.

El sistema de la sala de control que se ve en el video, por ejemplo, parecía estar ejecutando Windows 7, para el cual Microsoft ya no proporciona parches. Eso facilitaría que un potencial pirata informático ataque. Las versiones pirateadas de Windows y otro software son comunes en todo Irán.

En los últimos meses, el sistema ferroviario de Irán fue blanco de un aparente ataque cibernético.

La prisión de Evin fue construida en 1971 bajo el mandato del Shah Mohammad Reza Pahlavi de Irán. Albergó a presos políticos después de que la Revolución Islámica de 1979 barriera al sha del poder.

Un guardia golpean a un recluso con un objeto contundente (Foto: AP)Un guardia golpean a un recluso con un objeto contundente (Foto: AP)

Aunque en teoría está bajo el control del sistema penitenciario de Irán, Evin también tiene unidades especializadas para presos políticos y personas con vínculos occidentales, dirigidas por la Guardia Revolucionaria, que solo responde a Khamenei. La instalación es objeto de sanciones tanto de Estados Unidos como de la Unión Europea.

Después de que Irán reprimió brutalmente a los manifestantes tras la disputada reelección en 2009 del presidente de línea dura Mahmoud Ahmadinejad, muchos de los manifestantes arrestados terminaron en Evin. Algunos legisladores han presionado por reformas en Evin, luego de los informes de abusos en la prisión, lo que llevó a la instalación de cámaras de circuito cerrado.

Sin embargo, los problemas continúan. Los informes del relator especial de la ONU, Javaid Rehman, mencionaron repetidamente a la prisión de Evin como un lugar de abusos contra los prisioneros. Rehman advirtió en enero que todo el sistema penitenciario de Irán enfrentaba “deficiencias de higiene y hacinamiento de larga data” y “obstáculos insuperables para responder al COVID-19”.

“Los presos de conciencia y los presos políticos han contraído COVID-19 o han experimentado síntomas, y a muchos se les negó la prueba o el tratamiento o sufrieron retrasos innecesarios en recibir los resultados de las pruebas y el tratamiento”, escribió.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *