Fitbit OS anuncia una nueva actualización exclusiva para dos de sus dispositivos

Fitbit OS se renueva con cambios importantes en la interfaz, pero no para todo el mundo. Esta nueva versión sólo llegará a dos de los modelos de la compañía.

Cada cierto tiempo las empresas lanzan una actualización de sus servicios. En ellas incluyen cambios de diseño, nuevas funciones e, incluso, mejoras de seguridad. Esto es lo que anuncia hoy Fitbit OS 5, una nueva versión del sistema operativo que usan los relojes de Fitbit.

El problema es que no todos los dispositivos que vende la marca recibirán esta actualización. Únicamente Versa 3 y el Sense serán los afortunados en recibirla. El resto, Versa 2, Versa, Versa Lite y Fitbit Ionic, se quedarán con la actual versión Fitbit OS 4.

Así lo ha explicado la marca en su blog de desarrolladores. Esto no significa que los antiguos relojes se vayan a quedar desfasados e inservibles. La compañía asegura que seguirá dando soporte a todos sus usuarios, pero estos modelos no podrán probar las novedades de la quinta versión.

Esta actualización ofrece un cambio importante de interfaz, con nuevas formas de interactuar con el dispositivo y novedades en la navegación. Por ejemplo, se incluye la fuente Raiju para conseguir más espacio en la pantalla y los elementos principales se han cambiado así como su tamaño.

Según indican, se ha mejorado la función táctil de las pantallas para acceder a los distintos iconos mientras hacemos ejercicio y si presionamos el botón lateral del Verse 3 o el Sense ahora volveremos a la esfera del reloj o watchface. Otra novedad, similar en los relojes de Apple, es que con un desplazamiento de izquierda a derecha se retrocede un paso en la interfaz.

Todas estas mejoras están ahora en manos de los desarrolladores y pronto estarán disponibles para los propietarios de un reloj Fibit Versa 3 o Sense. Son los modelos de reloj más recientes en el catálogo de la compañía y se pueden adquirir por 229 y 329 euros respectivamente en Amazon.

Sin embargo, aquellos que ya tengan un reloj de Fitbit más antiguo y quieran conservarlo, no recibirán esta actualización. Aún así la marca asegura que no tendrán ningún problema, se podrán seguir usando estos relojes como hasta ahora. Seguirán recibiendo soporte por parte de Fitbit, que ahora pertenece a Google, pero no recibirán cambios de software sustanciales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *