Fracaso histórico de Clippers: Murray y Jokic humillan a L.A. y completan su segunda remontada de 1-3

Los Nuggets de Denver lo volvieron a hacer. Por segunda serie consecutiva remontaron un 1-3, algo nunca visto en la historia de la NBA, tras ganar el Juego 7 104-89 ante los Clippers, que de no ser por lo que le pasó a Milwaukee, tendrían el mayor fracaso de la temporada.Tercer partido consecutivo que Clippers llegó a tener ventaja por doble dígito, pero no mataron al rival.

Denver nunca dejó de creer y de la mano de sus dos estrellas, Jamal Murray y Nikola Jokic, le dieron vuelta en el segundo medio para llegar a tener ventaja de hasta 15. El pánico estaba en el aire, se paralizaron todos y los Clippers, uno de los máximos favoritos antes de la temporada, queda fuera.Murray se redimió del Juego 7 ante Utah.

En la primera ronda, sufrió un choque que le limitió y tomó el asiento de copiloto, con Jokic poniendo las últimas pinceladas a la remontada. Ahora, el canadiense fue el que cargó con la ofensiva, con 40 puntos, mientras que Jokic hizo historia: el primer triple doble en apenas tres cuartos en un séptimo partido de Playoffs, terminando con 16 puntos, 22 rebotes y 13 asistencias.

De las dos estrellas de Clippers, Kawhi Leonard y Paul George, todo lo contrario: 24 puntos COMBINADOS, tirando apenas 10 de 38.

Denver vivió su momento crítico a la mitad del segundo cuarto. Perdían 50-38, pero comenzó a asomarse la remontada luego de que Ivica Zubac y Paul George se fueron a la banca tras cometer su tercera personal. Los Nuggets cerraron los últimos 4:38 de la mitad con parcial de 16-6.La segunda mitad, Clippers, la segunda ofensiva más eficiente en la temporada regular (113 puntos por 100 posesiones, 116.3 puntos por partido ), anotó 33 puntos en la segunda mitad, la mayoría en tiempo basura, cuando llegaron a perder hasta por 20.

Sí, leyeron bien, los Clippers no pudieron encender el botón de la intensidad a la hora buena. Fue la crítica todo el año, en el que rara vez jugaron todos los estelares al mismo tiempo para guardarse para los Playoffs y la ‘inminente’ batalla contra los Lakers. Pocas veces fueron llevados al máximo y a la hora de la verdad, no supieron qué hacer.Los triples de Denver cayeron en la segunda mitad de diversas fuentes: Murray, Grant, Millsap, Harris… daban la sensación de ese equipo del destino, de la Cenicienta de March Madness que todo le sale y está tumbando al gigante. 

‘The Russian is Cut’ en Rocky IV. Jokic los diseccionó con sus pases y aunque el margen era apenas de 8 al finalizar el tercer cuarto (82-74), era como si fueran tres veces eso.Más cuando Clippers no anotó un solo tiro de campo en los primeros seis minutos del último cuarto de su temporada. Solo dos libres y aunque la defensa no cedía mayor cosa, de poco servía. Las caras de pánico y shock estaban del lado de L.A. porque nada les salía.

Denver cumplió la promesa de Jokic: saldremos a divertirnos, la presión es de ellos. Dicho y hecho. Clippers se va de la burbuja con el mayor fracaso de su historia y Denver sigue soñando tras completar el doble regreso de un 1-3. ¿Eliminar a Lakers sería demasiado? Con todas las cosas raras que han pasado en el mundo en 2020…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *