Fuentes energía renovable y viviendas-inteligentes 

Fuentes energía renovable y viviendas-inteligentes 

Los edificios inteligentes son el futuro de las viviendas. En unos años, menos de lo que nos pensamos, el tipo de vivienda que conocemos ahora irá desapareciendo para dar paso a este tipo de edificaciones e inmuebles que reducen el consumo de energía aumentan la comodidad y seguridad, entre otras cosas. 

Uno de los aspectos básicos en este tipo de viviendas es el uso de energías renovables. En la actualidad existen normativas acerca de la construcción de edificios de obra nueva, los cuales deben tener, por ejemplo, instalaciones de placas solares o estaciones de carga de vehículos eléctricos. 

Con los objetivos europeos de 2050 en mente, la unión de la domótica y las energías renovables reducirían el consumo eléctrico al mínimo indispensable, llegando incluso a desaparecer en el caso del autoconsumo. 

Viviendas inteligentes 

Se dice que un inmueble es inteligente si integra sistemas de información en él, incluyendo servicios de control de los diferentes sistemas, ya sea la iluminación o las telecomunicaciones. 

Este tipo de edificios cuenta con control automatizado, monitorización, gestión y mantenimiento de los diferentes subsistemas o servicios del edificio, de forma óptima e integrada, local y remota. 

Una de las mayores ventajas de este tipo de construcciones es que son muy eficientes en temas de energía, reduciendo al máximo el uso de la electricidad, y sin tocar los combustibles fósiles. Una de las formas de conseguir esto es el autoabastecimiento a través de energías renovables.  

Energía fotovoltaica y domótica 

En la actualidad, la única energía renovable que permite el autoconsumo es la energía solar fotovoltaica. Es por ello que cada vez es más frecuente ver edificios con sistemas domóticos que incluyan la optimización del consumo de energía mediante energía fotovoltaica.  

El instalar un panel solar en nuestra vivienda nos proporciona electricidad verde que tiene el mismo origen que el que se extrae en una central solar, con el ahorro en energía que eso conlleva. Existen dos tipos de placas solares que se pueden instalar en edificios: fotovoltaicas y colectores solares térmicos. Las primeras convierten directamente los rayos del sol en energía eléctrica mientras que los colectores absorben energía solar y la acumulan como energía térmica.  

Y hasta estos sistemas ha llegado la domótica, puesto que con dos sencillos métodos podemos ahorrar más energías y controlar mejor nuestros paneles. 

Los paneles con micro inversores favorecen el ahorro eléctrico puesto que acaban con el derroche que supone el Stand By (casi el once por ciento del consumo eléctrico de una vivienda). Por otro lado, los diferentes sistemas de apoyo ayudan a reducir los picos de energía y favorecen el consumo eléctrico. 

Uno de los mejores controles que permite la domótica en paneles solares es la de cambiar la orientación del panel de forma remota. No hablamos de no tener que moverlo a mano cuando estamos en casa, hablamos de poder cambiar su orientación a través de algo tan básico como un móvil o Smartphone. Esto permitiría aprovechar mucho más los rayos del sol si hay algún cambio meteorológico imprevisto. 

Otra de las opciones de control es el control del almacenamiento y gasto de las baterías. Es algo muy obvio que, cuando es de noche, no hay sol y por tanto no hay energía. Los sistemas de energía solar permiten almacenar la energía que no usamos para cuando sea necesaria a través de baterías. Con un control domótico, podemos elegir si queremos que la energía provenga directamente del sistema o de la batería o a qué partes de la casa darles cada tipo de energía. 

 

ARTICULO EN PORTUGUÉS 

 

As fontes de energia renovável e as casas inteligentes 

Dentro de alguns anos, mais cedo do que pensamos, o tipo de casas que conhecemos irão desaparecendo para dar lugar a edificios inteligentes e imóveis que permitam reduzir o consumo de energia, aumentando também a comodidade e a segurança.  

Um dos aspectos básicos neste tipo de casas é o uso das energias renováveis. Actualmente existem leis sobre a construção de edificios que já devem ter, por exemplo, instalação de painéis solares ou equipamentos para carregamento de carros elétricos. 

Tendo em conta os objetivos europeus de 2050, a união da domótica e energias renováveis pretendem reduzir o consumo elétrico ao minimo indispensável, chegando até a desaparecer, quem sabe, o autoconsumo.  

Casas inteligentes 

Dizem que uma casa é inteligente, se tiver integrado um sistema de informação, incluindo serviços de controlo dos diferentes sistemas, seja de iluminação ou telecomunicações 

Este tipo de edificios contam com um controlo automatizado e monitorização, gestão e manutenção dos diferentes subsistemas ou serviços do edificio, de forma óptima e integrada, local e remota.  

Uma das maiores vantagens deste tipo de contruções é que são muito eficientes em temas da energia, fazendo uso da energia ao máximo, e sem tocar nos combustivéis fosséis. Uma das formas de conseguir o autoabastecimento é através das energias renováveis.  

Energía fotovoltaica e domótica 

Nos días de hoje, a única energía renovável que permite o autoconsumo é a energía solar fotovoltaica. Por isso é cada vez mais frequente ver edificios com sistemas domóticos que incluam a optimização do consumo de energia mediante a energia fotovoltaica.  

A instalação de um páinel solar na nossa casa vai-nos proporcionar eletricidade verde que tem a mesma origem de que a que se extrai de uma central solar, com a poupança de eletricidade que isso acarreta.  

Existem dois tipos de placas solares que se podem instalar nos edificios: fotovoltaicas e os colectores solares térmicos. As primeiras convertem diretamente os raios solares em energia elétrica enquanto que os colectores absorvem energia solar acumulando-a como energia térmica.  

Estes sistemas chegaram à domótica, sendo que com dois simples métodos podemos poupar mais energia e controlar melhor os nossos painéis.  

Os painéis com microinversores favorecem a poupança elétrica já que acabam com o desperdicio que apresenta o stand by (quase 11% do consumo elétrico de uma casa). 

Por outro lado, os diferentes sistemas de apoio ajudam a reduzir os picos de energia e favorecem o consumo elétrico 

Um dos melhores controlos da domótica nos painéis solares, é poder mudar a orientação dos mesmos de forma remota. Não falamos de o mover à mão quando estamos em casa, falamos de poder orientá-los através de algo tão simples como o telemóvel.  

Outra das opções de controlo é controlar o armazenamento e gasto das baterías. Os sistemas energia solar permitem armazenar a energia que não usamos para quando seja necessária através das baterias. Com um controlo domótico, podemos escolher se queremos que a energia chegue diretamente do sistema ou da bateria ou que partes da casa dar uma ou outra energia. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *