Hasta ahora, bajo riesgo de propagación humana de la gripe aviar H10N3

Hasta ahora, bajo riesgo de propagación humana de la gripe aviar H10N3

Por Dominique Patton

BEIJING (Reuters) – Un hombre de 41 años de la provincia de Jiangsu, en el este de China, ha sido confirmado como el primer caso humano de infección por una rara cepa de gripe aviar conocida como H10N3, dijo la Comisión Nacional de Salud de Beijing (NHC).

El hombre, residente de la ciudad de Zhenjiang, fue hospitalizado el 28 de abril y diagnosticado con H10N3 el 28 de mayo, dijo el martes la comisión de salud, agregando que su condición es estable.

No dio detalles sobre cómo se infectó el hombre, pero dijo que la investigación de sus contactos cercanos no encontró otros casos y el riesgo de propagación era muy bajo.

¿QUÉ SABEMOS SOBRE EL H10N3?

Se sabe poco sobre el virus, que parece ser raro en las aves, según la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), y no causa una enfermedad grave.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) dijo que si bien se desconoce la fuente de exposición del paciente al virus H10N3 y no se encontraron otros casos entre la población local, todavía no hay indicios de transmisión de persona a persona.

Sin embargo, los virus de la influenza aviar que tienen poco impacto en las aves pueden ser mucho más graves en las personas, como la cepa H7N9 que mató a casi 300 personas en China durante el invierno de 2016-2017. La OMS ha dicho que solo ha habido casos raros de propagación de persona a persona del virus H7N9.

¿CUÁLES SON LOS RIESGOS?

En la actualidad, se cree que el riesgo de una mayor infección por H10N3 es muy bajo, y los expertos describen el caso como «esporádico».

Estos casos ocurren ocasionalmente en China, que tiene grandes poblaciones de aves tanto de granja como silvestres de muchas especies.

Y con la creciente vigilancia de la influenza aviar en la población humana, se están detectando más infecciones con los virus de la influenza aviar.

En febrero, Rusia informó de la primera infección humana con el virus H5N8 que causó enormes daños en granjas avícolas en Europa, Rusia y Asia oriental el invierno pasado.

Siete personas infectadas con el virus estaban asintomáticas, dijeron las autoridades.

Los expertos estarán en alerta por cualquier grupo de casos de H10N3, pero por ahora, un solo caso no es una gran preocupación.

«Mientras los virus de la influenza aviar circulen en las aves de corral, la infección esporádica de influenza aviar en humanos no es sorprendente, lo que es un vívido recordatorio de que la amenaza de una pandemia de influenza es persistente», dijo la OMS a Reuters en un comunicado.

La cepa «no es un virus muy común», y solo se informaron alrededor de 160 aislamientos del virus en los 40 años hasta 2018, según Filip Claes, coordinador de laboratorio regional del Centro de Emergencia para Enfermedades Transfronterizas de los Animales de la FAO en la oficina regional de Asia y el Pacifico.

Aún así, los virus de la gripe pueden mutar rápidamente y mezclarse con otras cepas que circulan en las granjas o entre las aves migratorias, lo que se conoce como «reordenamiento», lo que significa que podrían realizar cambios genéticos que representan una amenaza de transmisión para los humanos.

¿QUÉ NECESITAMOS SABER TODAVÍA?

La secuencia genética del virus que infectó al paciente aún no se ha publicado y será necesaria para evaluar completamente su riesgo.

Los científicos querrán saber con qué facilidad el H10N3 puede infectar células humanas para determinar si podría convertirse en un riesgo mayor.

Por ejemplo, la variante H5N1 que infectó por primera vez a las personas en 1997 ha sido la más mortal, matando a 455 personas en todo el mundo hasta ahora.

Solo se necesitarían unas pocas mutaciones antes de que la variante H5N1 adquiera la capacidad de propagarse fácilmente de persona a persona, dijo Ben Cowling, profesor de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Hong Kong, lo que lo convierte en una alta prioridad para la vigilancia.

Tener la información genética de la variante H10N3 ayudaría a evaluar si estaba «cerca de ser el tipo de virus que debería preocuparnos», dijo.

(Reporte de Dominique Patton; Edición de Raju Gopalakrishnan)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *