Higiene pública, agua, y ruidos son grandes retos de nuevas alcaldías

Higiene pública, agua, y ruidos son grandes retos de nuevas alcaldías

Propuesta. Expertos citan otros grandes desafíos, como lo es el ordenamiento territorial. Acciones. Ir en rescate de niños pedigüeños en las calles y unos 500 mil animales, solo en el GSD

SANTO DOMINGO, RD .-Dado que la higiene pública es elemental en la prevención de enfermedades y para combatir un enemigo como el coronavirus, las nuevas autoridades municipales tienen entre sus retos principales eficientizar las políticas de aseo y manejo de los desechos.

“Las alcaldías pueden convertirse en la piedra angular de las estrategias que debe seguir el país para enfrentar el Covid-19, y es un desafío intensificar la recolección de la basura, como todas aquellas labores de desinfección para el país entero”, planteó Onofre Rojas, director ejecutivo de la Mancomunidad del Gran Santo Domingo.

Al igual que Rojas, el magistrado Francisco Contreras, procurador para la Defensa del Medio Ambiente y los Recursos Naturales, coincidió con los catedráticos en materia medioambiental Francisco Ortiz y Emilio Filpo, que en las alcaldías prioricen manejo de los vertederos, la recolección y disposición final de la basura y se articulen políticas eficientes en el manejo de los desechos hospitalarios, aun cuanto estos últimos sean responsabilidad de Salud Pública.

Solo el vertedero de Duquesa, el más grande del país, recibe diario unas 4 mil 200 toneladas de desechos a cielo abierto de un promedio de 12 mil 800 que genera el país. A este depósito de basura, que hoy está en manos de una comisión de alto nivel, le quedan apenas siete años de vida útil, es el “El talón de Aquiles” de todas las gestiones municipales del Gran Santo Domingo.

“La principal queja que tenemos son los vertederos, la población no soporta los malos olores, muchos se incendian solo porque producen gases que afectan a los municipios”, puntualiza el procurador, Contreras y cito los más problemáticos Haina, Jarabacoa, Hermanas Mirabal y Duquesa.

Contreras insistió que hay que priorizar la recogida de basura y desinfección de calles, que es un problema social de casi el 60 por ciento de los municipios, al tiempo de concienciar a la población para que no lance desechos sin control, que tienen como destinos las fuentes de agua.

Ruido
Para los catedráticos Francisco Ortiz, de la Universidad APEC, y Filpo, del Instituto Nacional de Ciencias Exactas (INCEC), entre los desafíos municipales está que sean enfrentados la contaminación sónica y malos olores que generan negocios de diversión y talleres de mecánica y de ebanisterías, respectivamente, que son violaciones ambientales frecuentes, así como el ordenamiento territorial, y el mal manejo de las aguas residuales.

“En cuanto a los residuos sólidos en sentido general, los cabildos deben trabajar en la clasificación antes de verterlos todos juntos a los vertederos, promover el reciclaje e ir educando a la ciudadanía en ese aspecto”, puntualizó el abogado ambientalista Francisco Ortiz e insiste en que se establezcan proyectos pilotos para crear la logística de esta dinámica.

Manejo de aguas
Onofre Rojas insistió en el adecuado manejo de las aguas, que aunque a cargo de corporaciones y el INAPA bajo el presupuesto de Salud Pública, deben ser presididas por la autoridad local y trabajar de forma estrecha con las alcaldías, ya que una gran parte de los problemas que hoy enfrentan las comunidades es que no cuentan con dicho recurso, ni sistemas de alcantarillado sanitario.

“No se puede entonces garantizar la salud, igual ocurre con las Unidades de atención Primaria y los Hospitales Municipales, tienen que estar ligados a la municipalidad, como ocurre con el ordenamiento territorial y la planificación urbana porque muchos de los problemas que se están viendo están ligados a este factor”, sostiene Rojas.

Como ejemplo, señaló el desastre que se viene dando en los mercados, que deben ser revalorizados. Sin embargo, concentran grandes aglomeraciones de personas.
En cuanto los mataderos, coincidió con el procurador Francisco Contreras en que se les debe prestar especial atención, y por igual las aguas residuales de industrias y hoteles que terminan contaminando ríos, playas y otras fuentes acuíferas.

En esas áreas es muy pobre la inversión, de acuerdo con Onofre Rojas, que también citó la falta de regulación de las ventas callejeras.

Albergues animales
Para Marilyn Lois, coordinadora de operaciones de la Unidad de Protección Animal de la Procuraduría General de la República, y Emilio Filpo, es necesario que las alcaldías construyan albergues para animales, como establece la Ley 248-12.

De acuerdo con Lois, en el Gran Santo Domingo se registran alrededor de 500 mil animales, como perros y gatos, que deambulan en las calles, por lo que considera importante mantenerlos bajo control.

Políticas públicas

—1— Responsabilidad.
El manejo de las políticas públicas ambientales de los territorios debe ejecutarse entre los ayuntamientos y el Gobierno a través de la entidad rectora que es el Ministerio de Medio Ambiente.
—2— Vertederos.
En el país existen más de 300 botaderos de basura, en su mayoría a cielo abierto que son un gran dolor de cabeza para los ciudadanos.

Reclamar al Estado para cumplir ley

Recursos. Onofre Rojas afirmó que para que las alcaldías puedan cumplir con sus responsabilidades es fundamental que reciban el 10 por ciento de los fondos establecidos en la Ley 176-07 del Distrito Nacional y los Municipios, no el 2.7% del Presupuesto que es lo que perciben, alegando que el país se construye a partir de las provincias, ciudades y campos.

De ahí que es necesario replantear un sistema de salud, que tome más en consideración a los municipios como autoridad más próxima, y eso a su juicio es uno de los desafíos para la Federación Dominicana de Municipios.

Rojas precisó que a la falta de recursos se debe la baja formación de técnicos para la adecuada recolección y destino final de la basura.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *