Holanda suspendió por precaución el uso de la vacuna de AstraZeneca contra el COVID-19

Holanda suspendió por precaución el uso de la vacuna de AstraZeneca contra el COVID-19

Basándose en nuevas informaciones y a la espera de una investigación más profunda, la Autoridad holandesa de Medicamentos aconsejó frenar momentáneamente la administración de la dosis.

Holanda suspendió este domingo, por precaución, el uso de la vacuna de AstraZeneca contra el coronavirus hasta el 28 de marzo, después de que se reportaron “efectos secundarios posibles” en Dinamarca y Noruega.

“Basándose en nuevas informaciones, la Autoridad holandesa de Medicamentos aconsejó, como medida de precaución y a la espera de una investigación más profunda, suspender la administración de la vacuna de AstraZeneca” contra el covid-19, indicó el Ministerio de Salud en un comunicado.

“La cuestión crucial es saber si se trata de quejas tras la vacunación o a causa de la vacunación. No debería haber ninguna duda sobre las vacunas”, declaró el ministro de Salud, Hugo de Jonge, citado en el comunicado.

“Tenemos que mostrarnos prudentes, y por eso lo sensato ahora es apretar el botón de pausa, por precaución”, agregó.

Noruega, al igual que Islandia y Dinamarca, anunció el jueves que suspendía el uso de la vacuna de AstraZeneca, también por “precaución”, por unos temores relacionados con la formación de coágulos sanguíneos en personas vacunadas con el inmunizante.

Bulgaria hizo lo propio el viernes y Tailandia retrasó su campaña de inmunización con ese producto.

Sin embargo, en Holanda no se ha detectado ningún caso similar, matizó el ministerio, que aconsejó a las personas que se vacunaron con ese producto que contacten con su médico si presentan síntomas “inesperados y/o desconocidos” al cabo de tres días.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) afirmó el viernes que no existen “razones para no utilizar” la vacuna desarrollada por el laboratorio británico AstraZeneca y la universidad de Oxford.

Por otra parte, la farmacéutica británico-sueca AstraZeneca afirmó este domingo que “no hay pruebas” de que su vacuna contra el coronavirus provoque un incremento del riesgo de coágulos en sangre pese a la decisión de varios países de la Unión Europea (UE) de suspender su utilización como medida de precaución.

Foto de archivo del logo de AstraZeneca.
Abril 8, 2019. REUTERS/Brendan McDermid
Foto de archivo del logo de AstraZeneca. Abril 8, 2019. REUTERS/Brendan McDermid
La empresa aseguró que ha realizado “una revisión minuciosa” de los datos disponibles sobre quienes han recibido la vacuna en Reino Unido y la UE.

“Unas 17 millones de personas de la UE y Reino Unido han recibido ya nuestra vacuna y el número de casos de coágulos de los que se ha informado entre este grupo es inferior a la media que se puede esperar en la población en general”, explicó la farmacéutica a través de un comunicado firmado por su jefa médica, Ann Taylor.

“La naturaleza de la pandemia ha incrementado la atención sobre casos individuales. Estamos yendo más allá de las prácticas habituales de seguridad de seguimiento de medicamentos autorizados sobre casos de incidentes vacunales para garantizar la seguridad pública”, agregó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *