Horas de sueño recomendadas según la edad

Horas de sueño recomendadas según la edad

Los patrones del sueño cambian a lo largo de la vida, y por eso hay una guía aceptada por los científicos en la que se indica el número de horas de sueño recomendadas según la edad. Es un parámetro confiable para garantizar un buen descanso.

  • Empezar una vida sana después de Navidad
  • Deshabituación tabáquica: ¿cómo abordar cada etapa?
  • ¿Cómo eliminar el mal aliento mediante la alimentación?

Actualmente se sabe que los patrones para dormir cambian según la etapa de la vida en la que nos encontremos. Por eso hay horas de sueño recomendadas según la edad, ya que las necesidades orgánicas y el estilo de vida varían con el tiempo.

Es muy importante dormir las horas de sueño recomendadas según la edad. No dormir el tiempo suficiente trae grandes problemas; de la misma manera, dormir demasiado tampoco es aconsejable. El sueño es un proceso fundamental para el buen funcionamiento, especialmente del cerebro.

La cantidad de tiempo que cada quien debe dormir depende de muchos factores. Es cierto que hay un número de horas de sueño recomendadas según la edad, pero esto es solamente un indicador general. En casos específicos puede haber variaciones, dependiendo de las circunstancias y la condición de cada individuo.

La importancia de dormir el tiempo adecuado

Las horas de sueño recomendadas según la edad no son una cifra exacta. En realidad, resulta muy difícil determinar de forma taxativa los rangos precisos. Hay adultos jóvenes que duermen cinco horas y esto les resulta perfecto, mientras que otros necesitan dormir nueve horas.

Saber si estamos durmiendo el tiempo adecuado depende más bien de las señales que indican que no estamos descansando lo suficiente. En general, cuando una persona se siente somnolienta e irritable durante el día, probablemente no esté descansando adecuadamente.

Así mismo, cuando alguien se despierta en la mañana y a los pocos minutos vuelve a quedarse dormido, posiblemente no haya tenido un descanso nocturno satisfactorio. Una prueba muy confiable es la de dormir durante 15 días sin ninguna restricción; esto se puede hacer en vacaciones. Si al final de esa etapa no hay ningún trastorno del sueño y los horarios son regulares, la persona tiene buen descanso.

Sigue leyendo: ¿Cómo recuperar horas de sueño?

Horas de sueño recomendadas según la edad

Ahora bien, como ya lo anotamos, el tiempo de sueño adecuado varía en función de nuestra edad. La National Sleep Foundation (NSF) presentó un listado con los mínimos y máximos de horas de sueño adecuados según la edad. El mismo se basa en las investigaciones científicas más recientes al respecto.

Con base en ese informe, las horas de sueño recomendadas según la edad son las siguientes:

  • Recién nacidos (0-3 meses): entre 14 y 17 por día.
  • Bebés (4-11 meses): entre 12 y 15 horas diariamente.
  • Niños pequeños (1-2 años): entre 11 y 14 horas.
  • Infantes en edad preescolar (3-5): entre 10 y 13 horas.
  • Edad escolar (6-13): de 9 a 11 horas.
  • Adolescentes (14-17): entre 8 y 10 horas.
  • Adultos más jóvenes (18-25): de 7 a 9 horas.
  • Mediana edad (26-64): entre 7 y 9 horas.
  • Tercera edad o adultos mayores (65 o más): entre 7 y 8 horas.

¿Por qué la edad influye en las horas de sueño?

etapas del sueño

Los bebés necesitan dormir más que los adultos porque esto es esencial para su adecuado desarrollo físico y psicológico. Durante el sueño, en el organismo de los niños hay mayor producción de la hormona de crecimiento. Esta es fundamental para modular el crecimiento de los órganos y la maduración del sistema nervioso.

Así mismo, los bebés y los niños están en permanente proceso de aprendizaje. Solo mediante el sueño logran organizar y fijar la información que han recibido durante el día. A medida que se va completando el crecimiento y la maduración, se reducen la horas de sueño necesarias.

A su vez, durante la adolescencia hay un desajuste temporal del ciclo circadiano, que es una especie de reloj biológico interno. Esto los lleva a que tiendan a dormirse más tarde en la noche y, por lo mismo, tienen más problemas para madrugar. A medida que avanzamos en edad, necesitamos menos horas de sueño.

Descubre más: Trastornos del ritmo circadiano

La hipótesis del abuelo que duerme mal

Un estudio publicado en la revista Proceedings of the Royal Society señala que una de las razones por las que los patrones del sueño cambian con la edad podría ser una adaptación evolutiva. A esta posibilidad se le conoce con el nombre de la ´Hipótesis del abuelo que duerme mal´.

Según la misma, uno de los factores que le ayudó a nuestros antepasados a sobrevivir fue el hecho de que una persona estuviera despierta en la noche. Ya que los mayores realizaban menos actividades durante el día, y la labor de vigilancia no les implicaba grandes esfuerzos, aparentemente fueron ellos los encargados de realizar esa función.

En las comunidades primitivas de la actualidad se ha detectado que las personas mayores se acuestan mucho más temprano y se despiertan al amanecer. Esto podría ser un comportamiento heredado de nuestros ancestros humanos, que complementa la explicación en torno al por qué las horas de sueño cambian con la edad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *